USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

REEDICIONES (2002) / (2003) / (2004) / (2006) / (2007)

PETE SEEGER American Favorite Ballads. Vol. 1 / American Favorite Ballads. Vol. 2 / American Favorite Ballads. Vol. 3 / American Favorite Ballads. Vol. 4 / American Favorite Ballads. Vol. 5

Smithsonian Folkways-Karonte
PETE SEEGER, American Favorite Ballads. Vol. 1 / American Favorite Ballads. Vol. 2 / American Favorite Ballads. Vol. 3 / American  Favorite Ballads. Vol. 4 / American Favorite Ballads. Vol. 5
 

Pete Seeger (1919-2014) fue el guardián del folclore norteamericano del siglo XX. Una leyenda sin la cual no se habrían cimentado otras muchas, educadas en la recuperación del cancionero que Seeger rescató para uso de todos los públicos. Esta reactivación en cinco volúmenes de las “American Favorite Ballads” que Seeger editó originalmente en 1957, 1958, 1959, 1961 y 1962, y entre las que también se incluyen selecciones de discos de la época como “Frontier Ballads” (1954) y “American Ballads” (1957), sumando un total de ciento treinta y nueve cortes, constituye una impresionante enciclopedia con espíritu educacional. Ferran Llauradó comentó estas cuidadas reediciones-recopilaciones (lanzadas por Smithsonian Folkways entre 2002 y 2007, pero distribuidas en España en 2010 por Karonte), que adjuntan extensos libretos explicativos y son valedoras del mejor folk eterno. Debajo, cinco muestras, las que abren cada una de estas ediciones.

Reconozco que los enfervorizados detractores tienen sus razones: este es el tipo que intentó cortar el sonido de la actuación de Bob Dylan en Newport y el responsable de que la filosofía cumbayá, basándose en su idea de que cantar en coro canciones de todas las partes del mundo unirá a la humanidad en un lazo fraternal, haya tenido un efecto tan devastador en las mentes de tanta gente que hoy en día va a conciertos de Manel o Els Amics de les Arts. Pero el legado de Pete Seeger, por poco que uno profundice, es de los más extraordinarios de la música norteamericana del siglo XX. Es simplemente ridículo ignorarlo, por mucho que su tono de voz dulce y paternalista lo aleje del reconocimiento de estetas e intelectuales. “Demasiada gente me escucha a mí y no a la gente de quien aprendí las canciones”, dijo en su día. Tal vez hoy ocurra lo contrario.

Debemos entender que para Pete Seeger la tarea de preservación y transmisión de las canciones tradicionales norteamericanas siempre estuvo por encima de posibles recreaciones o adaptaciones de vocación puramente artística. Entenderlo y respetarlo, y considerar que de lo contrario buena parte de estas canciones se habrían perdido. Grabaciones como las que realizó para Folkways, el sello de Moe Asch, iban dirigidas a escuelas y bibliotecas, no destinadas a la inmortalidad per se. Alguien tenía que ocuparse de ello, y nadie lo hizo de manera tan extensiva como él. Por ello, sus “American Favorites Ballads” (1957-1962) constituyen una impresionante enciclopedia de la música americana, seguramente no tan importante culturalmente como la “Anthology Of American Folk Music” de Harry Smith, pero en cualquier caso capital. Hay que advertir, sin embargo, que el formato en que se presentan estas grabaciones (recopiladas por Smitshonian entre 2002 y 2007, con las habituales toneladas de información académica en el interior, y que ahora distribuyen en España Karonte) no se corresponde exactamente con la serie de cinco volúmenes con el mismo título que Seeger editó originalmente entre 1957 y 1962, ya que además se incluyen selecciones de discos de la época como “Frontier Ballads” (1954) y “American Ballads” (1957), sumando un total de ciento treinta y nueve cortes. Estas canciones también se encuentran en el box set que Smithsonian publicó en 2009: estos mismos cinco CDs agrupados.

 
PETE SEEGER, American Favorite Ballads. Vol. 1 / American Favorite Ballads. Vol. 2 / American Favorite Ballads. Vol. 3 / American  Favorite Ballads. Vol. 4 / American Favorite Ballads. Vol. 5

Seeger, el guardián del folcore: están casi todas las canciones del pueblo que conforman el imaginario americano. Foto: David Gahr

 

La selección de Seeger fue “aleatoria y personal”, con lo que no establece una división temática (tal y como ocurre en la antología de Smith) ni estilística, aunque mayoritariamente se trata de “baladas” (también encontramos un gran número de canciones infantiles) en el sentido original del término; es decir, canciones que se sostienen por la historia que cuentan por encima de su contenido rítmico o melódico. La interpretación es sumamente austera, y si bien esto puede ser un estorbo en lo vocal (Seeger cantaba casi siempre en el mismo tono, y uno tiene la sensación de que se pierde el sentimiento de algunas canciones), sirve también para gozar de su tremendo talento como instrumentista con el banjo. Intentar resumir todo lo contenido en estos cinco CDs sería absurdo: están casi todas las canciones del pueblo que conforman el imaginario americano. Absórbanse con paciencia y en pequeñas dosis, pero no invoquen a la autenticidad o a Woody Guthrie para dejarlas de lado.

“John Henry” (de “American Favorite Ballads. Vol. 1”).

“Barbara Allen” (de “American Favorite Ballads. Vol. 2”).

“Gypsy Davy” (de “American Favorite Ballads. Vol. 3”).

“Banks Of The Ohio” (de “American Favorite Ballads. Vol. 4”).

“Trail To Mexico” (de “American Favorite Ballads. Vol. 5”).

Arriba