USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2017)

PETER PERRETT How The West Was Won

Domino-Music As Usual
PETER PERRETT, How The West Was Won
 

Tiene “solo” 65 años, pero la mala vida y las drogas han hecho estragos en la salud de Peter Perrett, un rocker británico de la vieja escuela que llevaba veintiuno sin publicar disco nuevo, su segundo en solitario tras “Woke Up Sticky” (1996), acreditado a Peter Perrett In The One. Antes únicamente había editado tres álbumes al frente de The Only Ones, etapa que refleja a la perfección su gran clásico “Another Girl, Another Planet” (1978). Una época imperecedera que intenta evocar, acompañado por una banda en la que militan sus hijos, Jamie y Peter Jr., en la guitarra solista y el bajo respectivamente. Se les puede ver respaldándolo orgullosos en el vídeo del single de adelanto, el de la canción titular, en el que late de manera clara la influencia de Lou Reed. También la de Wayne County, o Jayne County, como prefieran, en canciones de aire decadente, de medios tiempos trufados de guitarras y hermosos crescendos como el de “Troika”, que lo muestran en plena forma para construir temas dolientes y apasionados, con guitarras que recuerdan las filigranas de Television en “Living In My Head”, la pieza más ambiciosa del disco, desarrollada en seis minutos que alternan solos templados a fuego lento y languidez vocal.

En total, diez canciones, cinco por cara, tal como figuran en la edición deluxe en vinilo rojo, limitada a quinientas copias, que incluye una foto firmada. Es un nostálgico con flequillo y ojos pintados que se debe a los fans de The Only Ones, que disfrutarán con la melancolía y sinceridad de “Man Of Extremes” y el arrebato que imprime a “Sweet Endeavour”. La producción sobria de Chris Kimsey (The Rolling Stones y un largo etcétera) deja que fluyan las metáforas llenas de sentido del humor de las letras, ya sea en la balada “C Voyeurger” o en un “An Epic Story” que ciertamente tiende a lo épico, si es que un rocker con alma punk puede serlo.

“Living In My Head”.

Arriba