×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2011)

PINCH & SHACKLETON Pinch & Shackleton

Honest Jons
PINCH & SHACKLETON, Pinch & Shackleton
 

Cuando el año agonizaba, sin avisar, saltó esta gran nueva: la colaboración entre Pinch y Shackleton. Los capos de Tectonic y Skull Disco, dos de los sellos británicos que más han hecho por sacar al dubstep de la mera fórmula, entregaban un álbum conjunto del que apenas se tenían noticias. Escuetamente bautizado con sus apodos y huérfano de cualquier tipo de información en el envoltorio, “Pinch & Shackleton” se levanta sin dificultad por encima de la media en el fragmentado planeta de la bass music y de la electrónica en general.

Oscuro y reptante, misterioso y abisal, el disco es como el mapa trucado de un laberinto: lleno de recovecos y giros, de pistas falsas y de senderos perdidos. La rítmica tribal, los jirones de ambient liofilizado, las huellas de un Caribe robótico, los samples de voces exóticas, los flecos minimalistas... Los ingredientes usuales de Sam Shackleton, envueltos en el barniz del más oscuro Rob “Pinch” Ellis: aliados para delimitar un paisaje onírico e hipnótico que apuesta, una vez más, por el experimento y el riesgo y desoye los cantos de sirena del mainstream.

La capacidad sintética de “Rooms Within A Room” asombra: en sus cinco minutos se suceden el soundtrack ambiental, la depuración polirrítmica, el siseo house, el chasquido dub... No es pastiche: es una lección ejemplar de cómo absorber la historia y relanzarla con personalidad. ¿Y qué  decir del cierre final con “Monks On The Rum / Boraca Drift”? Es como disolverse en una jungla de un planeta ignoto pero familiar. Una obra valiente y referencial. 

“Room Within A Room”.

Arriba