×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (1993)

PJ HARVEY Rid Of Me

Island-Ariola-BMG
PJ HARVEY, Rid Of Me
 

Por si había dudas con el primero, el segundo disco de PJ Harvey ya dejó las cosas claras: se intuía una carrera importante y de largo recorrido, como finalmente así ha sido. “Rid Of Me”, grabado por Steve Albini, fue elegido el número 1 en la lista de los mejores álbumes internacionales de 1993 en el Rockdelux 104. Esta es la crítica que, escrita por Juan Cervera, se publicó en la revista en julio de ese año.

Dry” (1992) fue un debut tan extraordinario que, horror, dejaba colgada la razonable sombra de la duda sobre una continuación que estuviera a la misma altura. Pero yo nunca hipotequé la valía de Polly Harvey. Jamás pensé que su deseado/temido reencuentro discográfico devaluara la fuerte impresión que me había producido el primero. Y es que es muy difícil, casi imposible, sustraerse a la atracción animal que despierta en mí esa voz quejumbrosa y profunda, pervertida e ingenua, escoltada sin piedad por la descarnada pulsación de una guitarra excesivamente dolorosa, demasiado humana.

Rid Of Me” comienza entre gritos y susurros, entre calma y tempestad, entre sueño y pesadilla, marcando el trayecto por donde discurrirá todo el álbum. Porque los discos de PJ Harvey caminan, se mueven, se transforman, son una autobiografía sin páginas en blanco que se desvela frente al oyente en forma de canciones tan reales que turban y escuecen. No importa que los textos se escapen y huyan, se escondan, porque queda la tos, la respiración, el tono, el clima, el navajazo, los argumentos sin palabras del mejor rock de toda la vida.

La colaboración del trío con Steve Albini ha sabido capturar el sonido perfecto, crudo, físico, cercano, justo, sin adornos, y transmitir toda la temperatura volcánica de los nuevos temas (definitivo cover del “Highway ’61 Revisited” de Dylan incluido).

La exuberante creatividad de PJ Harvey no admite ningún tipo de ataduras ni medias tintas y “Líbrate de mí” le proporciona un nuevo espacio para que emerja en toda su grandeza el paisaje desolado, tenso y atormentado de un talento tan gratificante como perturbador.

“Rid Of Me”.

Arriba