USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

BOX SET (2011)

PLASTIKMAN Arkives 1993-2010

M_nus
PLASTIKMAN, Arkives 1993-2010
 

Richie Hawtin, siempre pletórico. Todo un clásico que nunca falla, como se demostró en esta antología global de su carrera como Plastikman. Y es que hablar de esta integral supera cualquier previsión: a la discografía completa remasterizada se añadieron remezclas para distintos artistas, otras encargadas ex profeso a héroes personales, una gloriosa batería de inéditos, la sesión de grabación que dio lugar al tema fundacional “Spastik”... Un festín demoledor al que muy pocos creadores electrónicos pueden aspirar. Hablamos de quince CDs, un DVD con clips y directos, un libro de cien páginas... Y, para rematarlo, seis horas y media más de remezclas y sesiones en la versión descargable... hasta sumar más de treinta horas de música. Un box set total que, obviamente, fue escogido mejor recopilatorio del año 2011 en el Rockelux 302. Félix Suárez lo disfrutó y, agotado, lo comentó.

Siete meses y veintidós días después de cerrarse la opción de precompra, precedida por el envío de un CD de promo a prensa de todo el mundo que sirvió para curiosas reseñas avant la lettre y las correspondientes entrevistas, por fin llegó la confirmación de que la joya estaba en camino. Entre tanto, la espera dio para ampliar el tesoro de los once CDs previstos inicialmente hasta quince; más un DVD con una hora de clips y directos, y un libro personalizado de cien páginas con exhaustiva biografía-entrevista firmada por Philip Sherburne y abundante iconografía.

Hablar de integral en este caso es quedarse corto: a la discografía completa remasterizada se añaden remezclas para distintos artistas, otras encargadas ex profeso a héroes personales (base de la edición analógica de seis vinilos más póster), una batería de inéditos que asusta y hasta la sesión de grabación completa que dio lugar al tema fundacional “Spastik”. Por si fuera poco, la versión descargable añade seis horas y media más de remezclas y sesiones DJ de cuatro de los seis álbumes originales, en versiones continuas y con los temas separados, hasta sumar más de treinta horas made in Roland. Un despliegue al que muy pocos techno-masters podrían aspirar, no digamos ya con uno solo de sus proyectos.

Cuando Richie Hawtin se sacó de la calva el alias de Plastikman, ya era una figura reconocida de la segunda generación del Detroit techno al frente del sello +8, fundado junto a John Acquaviva, con el que compartía producciones como States Of Mind o Cybersonik (donde también colaboraba Daniel Bell). El propio Hawtin, inglés que con 9 años emigró junto a su familia a Windsor, ciudad canadiense separada de Detroit por el puente Ambassador, había llegado incluso a publicar en la respetada Warp su aportación al intelligent techno como F.U.S.E. Pero “Spastik”, maxi aparecido en agosto de 1993 con el que arranca la historia, era claramente otra cosa: un toc-toc que en la cara B (“Helikopter”) se convierte en bombo tremebundo y un redoble de caja que sube y baja, se filtra y aclara hasta embrutecerse; desde entonces ha levantado infinidad de sesiones y las que vendrán. Inspirado una noche tras ver a Derrick May en acción, ocupa con todos los honores un disco completo en “Arkives 1993-2010”, el titulado “Sessions”, que incluye la primera toma en crudo, las partes percusivas por separado, la versión definitiva, una bestial relectura de Dubfire (Deep Dish), una Peel Session que te vuelve del revés y dos tomas en directo a cuál más animal. Es su tema definitorio y definitivo, tan austero que, en cierto modo, escondía el germen de la electrónica minimal, aunque ahora el término defina otra cosa, bastante más acomodada.

 
PLASTIKMAN, Arkives 1993-2010

Hablar de integral en este caso es quedarse corto: la esencia sintética, y completa, de Richie Hawtin.

 

Apenas un par de meses después llega el primer álbum “Sheet One” (1993), ácido y gomoso como los pioneros de Chicago, que recupera la apoteosis de 303 de “Helikopter”. En principio iba a ser el segundo disco de F.U.S.E. para Warp, pero al rechazarlo estos por el giro sonoro que implicaba, Hawtin rebautizó el proyecto con el título de su primer corte, que cambió por “Plasticity”. “Recycled Plastik” (1994) se planteaba como un miniálbum recopilando maxis de la época para seguir rentabilizando el efecto “Spastik”, como así rezó finalmente el tracklisting en un error ahora corregido. Muy desbocado rítmicamente, exprimió la duración hasta el máximo posible. “Musik”(1994), en cambio, juega más con los tempos y los espacios, donde caben desde grillos (“Kriket”) hasta giros industriales (“Fuk”) o tribales (“Ethnik”).

En 1995, Hawtin es expulsado de los Estados Unidos por pinchar sin permiso de trabajo y se le prohíbe la entrada durante años. Fruto de ese “aislamiento”, “Consumed” (1998) resulta un disco oscuro y crepitante, en el que las sinuosas formas detroitianas y las cajas de ritmos sobretratadas se asoman al amorfismo humeante de unos Basic Channel. También coincide con el cierre de Plus 8, con Aqcuaviva concentrado en su carrera como DJ y el incipiente proyecto de M_nus, el sello de Hawtin basado en la máxima minimal “menos es más”. Aunque apareció meses después, aquí recupera la secuencia normal “Artifakts (BC)” (1998) para cerrar la trílogia ácida. BC significa "before Consumed" y como tal se le antepone para volver al minimalismo espartano; con un poco de malrollismo, eso sí. Por último, con Pichiflautin recién instalado en Berlín, “Closer” (2003) cierra por ahora su discografía larga con lo que entonces era un regreso atrevido, sin deudas al cliché que él mismo se había creado; introduciendo voces a lo Model 500, meros rebotes electrónicos, funkicidades techno o píldoras intrigantes.

Pero “Arkives” no sería lo que es sin esos añadidos que triplican la discográfia oficial: “Nostalgik”, que reúne la serie de tres maxis del mismo título publicados entre 2004 y 2007 en los que se recuperaba al Plastikman original; los dos volúmenes de “Rekonstruktions”, uno downtempo a su manera, otro pistero sin remordimientos, donde nuestro hombre pilla por banda a Mickey Hart, Bomb The Bass, Depeche Mode, New Order (“Blue Monday”) o Hardfloor, entre otros, para dejarlos irreconocibles; “Arkive Mix” y “Arkived”, rescatando inéditos de todas sus épocas y de todos los colores; el par de “Replikants”, en los que se pone en manos de remezcladores escogidos con toda la intención (Alva Noto, Carter Tutti, Daniel Miller, Carl Craig, François Kevorkian, Moby, Steve Bicknell, Green Velvet, Vince Clarke, Severed Heads, Peter Namlook...); “Extrakts”, una sesión de retazos completada en 2001 y que sale ahora del cajón; y los citados bonus tracks digitales que para nada parecen hermanos menores, donde brotan nombres como Alexi Delano, Paco Osuna, Marc Houle, Matthew Dear y una salvaje remezcla de veinte minutos a System 7.

“Spastik”.

Arriba