×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

SINGLE (2017)

POLSEGUERA Sa Mata Escrita

Famèlic-Bubota-Discos Walden
POLSEGUERA, Sa Mata Escrita
 

De entrada, puede sorprender que las primeras canciones compuestas por Tomeu Molet, hasta hoy conocido como bajista de grupos de pop tan soleado como Beach Beach y Kana Kapila, remitan a un post-punk tan oscuro y tan ochentas como el de The Cure, Bauhaus, Parálisis Permanente o Kitsch, pero, de hecho, ya se movía en la penumbra cuando tocaba en Der Ventilator (de los que aquí recupera un tema). Ha tardado años en adquirir la seguridad necesaria para dar el paso decisivo de intérprete a compositor y voz principal de su propio proyecto, y las primeras veces que tocó estas canciones en petit comité lo hizo solo: al principio Polseguera (Polvareda) era él. Luego ya fue encontrando los cómplices más idóneos para esta nueva aventura, que resultarían ser Verónica Alonso (batería de Me And The Bees, que aquí cambia de registro) y Sergi Egea (una de las tres patas del sello Famèlic, sin experiencia con el bajo, que se ha puesto las pilas y de qué manera).

Y aquí están, bajo un título genérico inspirado en Ramon Llull (“La donaría a qui la volgués”, por su lado, guiña el ojo a Maria del Mar Bonet), seis canciones en catalán de Mallorca que, más que asustar o amenazar, intrigan por el aire de misterio que las envuelve, con esos coros y esas melodías de una belleza triste y un pulso rítmico firme y obstinado, que no cesa. Como una bestia agazapada en la espesura que nunca termina de saltarnos encima (aunque en “Gavina” esté muy a punto). En directo son más físicos y la amenaza se hace real, pero aquí todo es más subterráneo. Para los que crecimos y empezamos a amar a la música en la época del post-punk, esto es todo un soplo de aire fresco y una muy buena noticia. De esos polvos, estos lodos.

“La donaría a qui la volgués”.

(Se puede escuchar el single completo aquí)

Publicado en la web de Rockdelux el 26/6/2017
Arriba