×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

BOX SET (2011)

POPOL VUH The Werner Herzog Soundtracks

SPV
POPOL VUH, The Werner Herzog Soundtracks
 

Werner Herzog, al menos en su obra de las décadas de los setenta y ochenta, no se explica sin mencionar la música de las bandas sonoras de Popol Vuh, el grupo krautrock liderado por Florian Fricke (1944-2001). Fans de las películas del director alemán, no se pierdan este cofre de cinco CDs –todas sus colaboraciones en títulos de ficción: “Aguirre, la cólera de Dios”, “Corazón de cristal”, “Nosferatu, vampiro de la noche”, “Fitzcarraldo” y “Cobra Verde”– que, recomendado por Juan Manuel Freire, incluye, como importante valor añadido, un librito de 98 páginas.

Hay un puñado de grandes cineastas cuya obra es indisociable de los compositores o grupos que pusieron música a sus imágenes. Hitchcock no habría sido Hitchcock sin Bernard Herrmann; Ennio Morricone puso música a todo Sergio Leone; David Lynch debe mucha de su fuerza emotiva al genio del acorde sostenido Angelo Badalamenti; Clint Eastwood y Lennie Niehaus caminaban juntos hacia horizontes de emoción elegíaca; J. J. Abrams es un hombre pegado a Michael Giacchino, en televisión o en cine... Y Werner Herzog, al menos en sus títulos de los setenta y ochenta, no se explica, desde luego, sin mencionar a Popol Vuh, el mítico grupo krautrock liderado por Florian Fricke (1944-2001).

Su fructífera relación es ahora objeto de una lujosa retrospectiva por parte del sello alemán SPV, quienes ya recuperaron el catálogo completo de la banda durante la década pasada. Publican ahora un sensacional cofre de cinco CDs –todas sus colaboraciones en obras de ficción, en las recientes versiones con bonus tracks, ya editadas entre 2004 y 2006: “Aguirre, la cólera de Dios” (1972), “Corazón de cristal” (1976), “Nosferatu, vampiro de la noche” (1979), “Fitzcarraldo” (1982) y “Cobra Verde” (1987)– que incluye, como importante valor añadido, un librito de 98 páginas de tapa dura con imágenes de las películas, fotos poco vistas y unas cuidadas notas interiores: perfil de Fricke y entrevista con el susodicho, biografía de la banda, Fricke hablando sobre Herzog y viceversa... Cuidado, de buen tacto. De culto.

 
POPOL VUH, The Werner Herzog Soundtracks

Florian Fricke: ambient, experimentación folk e influencias hindúes para configurar el sonido de las películas de Herzog.

 

Y luego está la música, todavía poderosa y sorprendente después de todos estos años. O si no, pregunten a los numerosos músicos –sobre todo de la esfera electrónica, ambiental y experimental– bajo el influjo de Popol Vuh. “Aguirre” (el soundtrack se editó en 1975) arranca con la infinita “Aguirre I (L'acrime di rei)”, una pieza pionera del ambient que Haswell & Hecker se atrevieron a remezclar en 2008 en un maxi de tributo al grupo compartido con Mika Vainio; vale la pena perseguirlo también. Como de costumbre con Fricke y amigos, en el disco figuran también refritos de álbumes anteriores –“Agnus Dei” es un extracto sin apenas retocar de “Gutes Land”, de su disco de 1974 “Einsjäger & Siebenjäger”–, pero después de algo como “Aguirre I” se les perdona todo.

Después está la experimentación folk, con influencias hindúes, de “Corazón de cristal” –en el álbum, “Coeur de verre” (editado en 1977)–, un disco presumiblemente de cabecera para Cuchillo; las corales inquietantes de “Nosferatu” (en 1978); la monumental partitura de “Fitzcarraldo” (en 1982), una antepasada desbordante del “Fordlandia” (2008) de Jóhann Jóhannsson; y finalmente, la bella exuberancia de “Cobra Verde” (en 1987), película en la que, por cierto, Herzog trabajó por última vez con Kinski, otro nombre indisociable de su obra.

Agarren este objeto sin pensarlo; al menos si pueden. La edición se anunciaba estrictamente limitada y, si nos atenemos a la falta de existencias actual en múltiples tiendas online –ya saben, “out of stock”, las tres peores palabras del mundo después de “tenemos que hablar”–, el aviso iba absolutamente en serio.

“Aguirre I (L'acrime di rei)”.

Arriba