×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

REEDICIÓN (2017)

PUMUKY Los exploradores perdidos

We Are Wolves
PUMUKY, Los exploradores perdidos
 

De todas las características que tiene la insularidad, Pumuky eligió la soledad desde un principio: sea por motivos geográficos –porque a su pueblo natal, Icod de los Vinos (Tenerife), tardó en llegar el indie patrio tanto como luego les costaría a ellos expandirse fuera de allí–, sea por rasgos emocionales –sus canciones parecen dirigirse siempre a la Isla de San Borondón, “la Encubierta”, la muchas veces vista, pero nunca encontrada–, capturaron su estado mental en la línea “siempre estoy buscando” del himno que da título a esta reedición.

Pero “Los exploradores perdidos” (Lejos Discos, 2007) supuso un encuentro: el de los hermanos Jaír y Noé Ramírez con el resto de la formación que los acompañaría brevemente; también con el estudio de grabación idóneo (el Sequentialee de Pedro Cantudo), e incluso con canciones –o, mejor dicho, historias– que seguirían en discos posteriores, como “El eléctrico romance de Lev Termen y la Diva del Éter” que reapareció en “El bosque en llamas” (2009).

Pero el aislamiento parece ser, en ellos, una condición innata. Pasa el tiempo y, aunque el proyecto musical se expanda con una gira por Sudamérica o con su cuarto elepé, “Justicia poética” (2015), su universo, al igual que su talento compositivo, se conserva como una isla hermética y taciturna. “Los dilemas del Chico Puercoespín” se han convertido en un sentimiento –y un sonido– atemporal; “El farero de Ushuaia” sigue enviando señales desde lo que parece la Última Thule. Y mientras este primer EP renace una década más tarde –por primera vez en vinilo y en la nueva oferta digital–, los Ramírez continúan cumpliendo la pœna insularis con un género propio al que si pudiéramos poner un nombre poético llamaríamos las baladas del anhelo.

“Los dilemas del Chico Puercoespín”.

Publicado en la web de Rockdelux el 13/2/2018
Arriba