×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2012)

QUIMI PORTET Oh My Love

Quisso-Música Global
QUIMI PORTET, Oh My Love
 

La sobria carrera en solitario de Quimi Portet, sin discos en directo, ni recopilaciones, ni duetos, ni reciclajes de glorias comerciales pasadas, lleva un tiempo en fase de destilación. Lo comprobamos en “Matem els dimarts i els divendres” (2007) y en el receso sereno de “Viatge a Montserrat” (2009), una obra de tempos sosegados que marcó el rumbo hacia este “Oh My Love”. Portet refina aquí el contraste entre su lírica tragicómica y el rasgo melancólico, con resultados sugerentes en temas como “Tinc una bèstia dintre meu”, “Sunny Day” y “Mil nou-cents seixanta-set”.

La portada muestra a un mono de expresión entre contrariada y afligida, y así parece estar Portet, desconcertado ante la humanidad: “Qui són els dolents? Qui són els bons? / El nostre àngel custodi s’ha mort”, canta en el tema central (“¿Quiénes son los malos? ¿Quiénes son los buenos? / Nuestro ángel custodio ha muerto”). Afronta esa estupefacción dulcificando, con ironía y un lenguaje graciosamente instruido, un fondo lírico tenebroso en el que se intuyen pocas salidas razonables al gran lío existencial más allá de la canción catatónica con reflejos de nostalgia. Un Portet que utiliza el piano y matiza su tribalismo de la mano de sus colegas habituales (Antonio Fidel, Juan Carlos García) y cameos de Albert Pla y Adrià Puntí. Un Portet que conmueve.

“Sunny Day”.

Arriba