USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2011)

REMATE Superluv. Por lo que tiene de romántico

Recordings From The Other Side-Popstock!
REMATE, Superluv. Por lo que tiene de romántico
 

Al poco de publicar su último trabajo, Fernando Martínez, el hombre que opera bajo el alias de Remate, aseguraba sentirse más libre que nunca para hacer lo que le viniese en gana y, ni corto ni perezoso, se lió la manta a la cabeza y viajó a Nueva York para grabar junto a LD Beghtol (LD & The New Criticism) un disco que no solo retoma la senda pop del anterior “Safe And Sound” (2008), sino que la magnifica gracias a un envoltorio de deliciosa opereta que estrecha aún más los lazos con The Magnetic Fields. La comparación, de hecho, no es nada casual. Y es que entre la decena larga de músicos que han participado en la grabación de este álbum conceptual dedicado a Mary Luv, Summer Luv, Iris Luv, Leah Luv, Jennifer Luv, Bunny Luv, actrices porno reales que viven entre Los Ángeles y Nueva York y que se apellidan artísticamente Luv, figura ni más ni menos que Stephin Merritt, quien pone su ukelele al servicio de unas canciones que hacen del picoteo un arte.

Porque, más allá del eje temático, de esa banda provisional bautizada con el nombre de Los Adult Film Actresses de Bushwick y de los tropecientos instrumentos diferentes que manejan Martínez y Beghtol, “Superluv. Por lo que tiene de romántico” es un trabajo de pop total salpicado de canciones en castellano e inglés que lo mismo le quita la herrumbre al lo-fi –deliciosa “Laurie Allen”– que trastea con el pop de juguete –”Shirley MacLaine”–, le dibuja una sonrisa al folk –”Por lo que tiene de romántico”–, se adentra en la electrónica microscópica y casera –”La pérdida”– o simplemente atraviesa géneros para firmar canciones espléndidas que, como “Gigante” y “Marie”, empiezan a perfilar a Remate como lo más parecido a una versión patria de Sparkelhorse. “Hazme una señal y me convertiré en un gigante”, canta un profético Martínez desde el corazón de un disco que no necesita señalizaciones para crecer como la espuma.

Etiquetas: 2011
Arriba