×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2012)

REMATE Una araña a punto de comerse una mosca

Todos Nosotros-Sinedín
REMATE, Una araña a punto de comerse una mosca
 

El Rockdelux de abril de 2012 venía con el embalaje de lo especial: el CD de Remate “Una araña a punto de comerse una mosca”, siete canciones para el primer trabajo del madrileño cantado exclusivamente en castellano. Un álbum producido por Carlos Toronado (PAL) y con la colaboración de Marina Gallardo en las voces. Editado comercialmente solo en vinilo, la versión en CD está únicamente disponible con el Rockdelux 305, que incluye, además, el extra de este vídeo-cortometraje. David Morán comentó el disco en esta crítica. Debajo se puede escuchar una muestra de la melancolía de alta fidelidad de Remate: “Suelo estar”.

Como un buen plusmarquista o uno de esos espigados saltadores de altura, Fernando Martínez parece contemplar sus propios trabajos como marcas a batir, récords que solo cabe mejorar o, ya puestos, fracasar estrepitosamente en el intento.

Pero que nadie se preocupe, que lo de Remate tiene mucho de superación y nada de fracaso, y apenas un año después de haber dislocado mandíbulas codeándose nada menos que con Stephin Merritt para dar forma al superlativo “Superluv. Por lo que tiene de romántico” (2011), el madrileño asoma de nuevo la cabeza para firmar su primer trabajo grabado completamente en castellano.

Una prueba que afronta sin problemas echando mano de una imaginación borrosa y siempre pendiente del ruido de fondo, y a la que se suma el reto musical de seguir enriqueciendo ese superpop generosamente orquestado, maniobra que en “Un araña a punto de comerse una mosca” lo lleva a patentar una suerte de melancolía de alta fidelidad –“Suelo estar”, “Superlativo”– mientras le saca de nuevo los colores al pop más clásico –“Por si atracamos un banco”–, se arrima al soul blanco –“Su madre está enamorada de Kafka”– y demuestra una vez más que tras esa barba de estibador neoyorquino se esconde un gran contador de canciones y un compositor en estado de gracia.

“Suelo estar”.

Etiquetas: 2010s, 2012, folk-pop, Madrid, pop
Arriba