USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

REEDICIÓN (2014)

REMIGI PALMERO Provisions

LaCasaCalba
REMIGI PALMERO, Provisions
 

Henchida de positivismo, la obra del cantautor valenciano resiste magistralmente la embestida del tiempo. No ha perdido brillo: luce con la misma intensidad que cuando fue concebida; conserva intacta su sentido y sensibilidad. Remigi Palmero es un músico de honestidad contrastada y talento trascendental para minorías; porque, en su caso, la vanidad –si es que la tiene– no la colma el éxito masivo. “Provisions” son ocho canciones publicadas en 1987 que ahora recupera LaCasaCalba, un proyecto “cultural en construcción permanente” que pretende dar relevancia a la cultura valenciana. La reedición digital, publicada a finales del año pasado, se puede escuchar en la web de Rockdelux. La física, cien copias en formato artesanal, es uno de esos discos por los que vale la pena apostar y gastarse unos euros que seguirán dando sentido al noble acto de la edición musical doméstica.

El origen de “Provisions” está en un proyecto didáctico para la enseñanza del valenciano, como explican en las notas que lo acompañan. Un disco sincero que ayudó a dar forma al pop mediterráneo alumbrado esencialmente por el anaranjado sol levantino, el mismo que da sentido a la obra de Julio Bustamante, quien aquí colaboró con teclados, voces y arreglos. Las letras de Palmero, en opinión del que esto firma, no dan espacio para la interpretación: quieren decir lo que están diciendo; porque tienen más de estética que de poesía. Aunque no la echen en falta, porque hablan de cosas sencillas –sin dobleces– a base de vitalismo y alegre melancolía. Canciones como “Llavadors” y “El ball”, o incluso “Joc de les claretats” y “Caravanes de núvols” –más líricas–, son explícitas, y ahí estriba su grandísimo valor. “Provisions” fue elegido por esta revista como uno de los cincuenta mejores discos de los ochenta (puesto 31), porque una vez entra en tu cabeza, ya no sale de ahí jamás.

“Llavadors”.

(Se puede escuchar la reedición completa aquí)

Arriba