×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2005)

RICO RODRIGUEZ Trombone Man. Anthology 1961-71

Trojan-[PIAS] Spain
RICO RODRIGUEZ, Trombone Man. Anthology 1961-71
 

Aunque no podemos afirmar que Rico Rodriguez haya sido un músico de primera línea, tampoco podemos negar su peso específico en el nacimiento del ska en Jamaica –cuando este solo era un blues caribeño de sincopado acento– ni en los primeros pasos de su equivalente británico, el llamado blue beat. Tanto en un caso como en el otro, sea en Jamaica o en Inglaterra y con pocos años de diferencia, Rico se convirtió en un referente en los primeros sesenta y durante toda aquella década en que se centra este doble CD, prodigioso esfuerzo recopilatorio del trabajo disperso de un trombonista inquieto que pasó por diversas formaciones y trabajó para múltiples productores pero que tuvo que ganarse el pan simultaneando su trabajo con el de músico de estudio para Jim Capaldi, Georgie Fame o Kirsty MacColl, entre muchos otros.

Tras algunos cortes todavía en Jamaica para Duke Reid, “London Here I Come” marca su personal migración a Londres y a partir de ahí su trabajo con combos jamaico-británicos como THE RUDIES, THE RHYTHM ACES, JOE’S ALL STARS del productor Joe Mansano o artistas del sello Bush, sin obviar producciones de Bunny Lee de bases grabadas en Jamaica o cortes hasta ahora inéditos. El resultado es un tour de force de cincuenta y dos temas de la época más clásica de este artista de aspecto sombrío que años más tarde grabaría sus LPs más memorables y se convertiría en factótum de la generación Two Tone y de las nuevas hornadas revivalistas del ska.

“London Here I Come”.

Arriba