USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2019)

RIDE This Is Not A Safe Place

Wichita-[PIAS] Ibero América
RIDE, This Is Not A Safe Place
 

En los noventa, Ride duraron demasiado poco –tan solo editaron cuatro álbumes entre 1990 y 1996– y se mantuvieron en un discreto segundo plano, eclipsados por la batalla Blur-Oasis. Por eso, aunque para quienes estábamos allí fueron más que un buen recuerdo, los millennials no supieron de ellos hasta que se reunieron en 2014 y pisaron festivales como el Primavera Sound. Tras volver oficialmente a las andadas en 2017 con nuevo álbum (“Weather Diaries”), ahora consolidan su segunda etapa con “This Is Not A Safe Place”, sexto disco de estudio y nuevo título ecologista, inspirado en el significado de uno de los símbolos que los vagabundos estadounidenses dibujaban en los trenes de mercancías y que Basquiat recogió en su obra. Los de Oxford lo usan para referirse al planeta, claro está.

Se ha dicho ya, y con acierto, que este es a la vez su disco más variado y el más Ride de todos, ya que aglutina sin complejos los distintos estilos que han ido tocando a lo largo de su carrera. Así, si empiezan con una demoledora intro instrumental, ideal para abrir conciertos (“R.I.D.E.”), en la deliciosa “Future Love” asoma una de sus primeras influencias, que no era otra que la de The Byrds. Voces de monaguillo, pop bucólico, toques siniestros, ecos de Sonic Youth (“Fifteen Minutes”); todo ello conforma un álbum intenso y vertiginoso que atrapará a diversas generaciones y que mantiene a Ride en el candelero por sobrados méritos propios.

“Future Love”.

Arriba