×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2007)

ROBERT WYATT Comicopera

Domino-[PIAS] Spain
ROBERT WYATT, Comicopera
 

Vale, sí, La Voz es Frank Sinatra, se lo ganó a pulso, pero si no hubiera pasado por este mundo el protagonista de “El hombre del brazo de oro”, La Voz sería Robert Wyatt. Más allá de la permanencia de obras indelebles como “Rock Bottom” (1974), de su paso patafísico por las primeras y más inspiradas filas de Soft Machine, de la combatividad rigurosa de sus discos desde finales de los setenta y de su manera inimitable de versionar clásicos anglosajones y canciones revolucionarias, de acercar el pop a Mao, Víctor Jara y el Che Guevara, de Wyatt queda siempre y para siempre esa voz que no parece de este mundo, que no necesita de ardid alguno de grabación para que rasgue el silencio e inunde, pletórica, lírica, sombría o gozosa, marina o aguileña, todos los espacios posibles, ya sea cantando estrofas o utilizándola como un instrumento más.

“Comicopera” (2007), una tragicomedia dividida en tres actos que vuelve a hablar del difícil equilibrio de nuestro tiempo, de nuestra especie, de nuestras obsesiones, resplandece por esa voz que unas veces puede ser hirientemente penetrante y otras de una calidez pop inigualable. Porque Wyatt sigue haciendo canciones pop, o blues azulados y tristes fermentados en una barrica de jazz clásico, a las que dota de una belleza pulmonar (“A.W.O.L.”), de un eco electrónico (“Out Of The Blue”), de un punto de ironía (“A Beautiful War”) y de esa forma inconfundible de interpretar en italiano (lectura de “Del Mondo”, del grupo CCCP) y castellano (“Canción de Julieta”, según texto de Lorca, y el clásico “Hasta siempre Comandante” de Carlos Puebla, en apología salsera) doblando las voces y dotándolas de una credibilidad que no está en la dicción sino en el sentimiento.

Y cuando no canta, no pasa nada: el instrumental “On The Town Square”, con sus saxos jamaicanos y sus percusiones de Trinidad y Tobago (steelpan), es fresco, lúdico y memorable. Las trompetas y cornetas vuelven a sonar como si fuera Mongezi Feza quien las tocara, en un premeditado viaje a través del tiempo, y ahí están de nuevo Phil Manzanera, Brian Eno (a quien Wyatt manipula la voz consiguiendo un efecto bautizado como enotron), Paul Weller y Alfreda Benge, pero “Comicopera” es de este tiempo, de hoy, de este mundo, de un artista irrepetible.

Etiquetas: 2007
Arriba