USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2011)

ROLL THE DICE In Dust

The Leaf Label-Popstock!
ROLL THE DICE, In Dust
 

Entre los viajes de sintetizadores retrofuturistas de Kuedo y la beligerante oscuridad de Roly Porter: ese es el espacio que ocupa el segundo disco de los suecos Peder Mannerfelt y Malcolm Pardon, una de las mayores sorpresas de 2011. Tras un debut homónimo que marcaba la querencia del dúo por la vertiente más cósmica y planeadora del krautrock (con Klaus Schulze a la cabeza), y un apabullante maxi de dos temas en directo que demuestra su potencial más allá del estudio, “In Dust” adopta un cariz más tenso, asfixiante e industrial que su antecesor. La propia portada del disco (una fábrica con obreros sin rostro de principios del siglo XX) y los títulos de las canciones (“Calling All Workers”, “The Skull Is Built Into The Tool”) nos sitúan en el intento de Roll The Dice de musicar la alienación y penurias del proletariado de la revolución industrial (como si se tratase de la versión musical de “Tiempos modernos” de Chaplin).

Las herramientas del dúo no han variado (superposición de acordes repetitivos de piano y colchones de sintetizadores analógicos cabalgando a veces sobre un ritmo motorik), pero esta vez están cargadas de mayor tinte cinemático y dramático. Así, a la herencia kraut se le añaden influencias de próceres del minimalismo como Steve Reich (“Idle Hands”) o Michael Nyman (“Cause And Effect”), un recientemente reivindicado Vangelis (melancólica “Maelstrom”, crepuscular “Way Out”) e incluso un guiño al tecno-pop de Numan y Foxx (“See You Monday”) en un cierre de disco que vislumbra algo de luz y esperanza al final de la dura jornada laboral. Musical y alegóricamente brillante.

“Calling All Workers”.

Arriba