×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2017)

RUN THE JEWELS Run The Jewels 3

Run The Jewels-Popstock!
RUN THE JEWELS, Run The Jewels 3
 

La historia del hip hop tiene reservado un merecido capítulo para Jaime Meline, alias El-P. Su disco con Company Flow (“Funcrusher Plus”, 1997), su trabajo al frente de Definitive Jux, sus producciones –con subrayado especial para “The Cold Vein” (2001) de Cannibal Ox– o sus álbumes en solitario –“Fantastic Damage” (2002) no se arruga con el paso de los años– son solo algunos de unos imponentes méritos que lo acreditan como una de las mentes más imaginativas y creativas de la escena.

Estampas de un pasado de oro que se niega a vivir de rentas: su entente con Michael Render, aka Killer Mike, en Run The Jewels también está proporcionando algunos de los momentos clave del hip hop de esta década. Lo que en principio parecía una alianza circunstancial y con fecha de caducidad lleva ya tres álbumes –cuatro, si contamos esa magnífica ocurrencia que fue “Meow The Jewels” (2015), el disco de remezclas gatunas– desde que debutaran en junio de 2013. “Run The Jewels 3”, su nueva bomba, se publicó oficialmente (formato físico) el 13 de enero, aunque en digital el dúo lo adelantó, como regalo de Navidad, el 24 de diciembre de 2016 en descarga libre en su web.

Con la asistencia de los ya habituales Little Shalimar y Wilder Zoby en tareas de coproducción, la tercera entrega de los joyeros del oro es ya, sin duda, una de las obras imprescindibles de este 2017, un disco sembrado de ritmos dinámicos y adhesivos –impacta la capacidad de los responsables para bañar en coordenadas pop sus airadas arengas– y rimas que se escapan de los lugares comunes. Un álbum que se alza como una gigantesca fotografía de una sociedad enferma que rapiña el capital humano a velocidad de vértigo, dejando escasos espacios para la reacción y la protesta. Y es en esas rendijas donde Run The Jewels edifican sus barricadas líricas y rítmicas para levantar un espacio de libertad individual que ayude a construir una alternativa frente a la narcotización del sistema. “Incluso los pájaros con alas rotas quieren volar”, se escucha en “Down”, inicio de un viaje alucinante donde estos dos “terroristas del rap”, más chulos que un ocho, siembran su filosofía de amistad y familia, entidades básicas para enfrentarse al largo invierno conservador estadounidense. “Nacer negro, muerte segura. Mi trabajo es luchar por sobrevivir”, escupe Mike en “Talk To Me”, una crítica salvaje al liberalismo blanco que se apunta al hashtag #AllLivesMatter, mientras que El-P clama contra la anestesia del conformismo en “Don’t Get Captured”: “Get a job, get a house, get a coffin”.

 
RUN THE JEWELS, Run The Jewels 3

El viaje alucinante de El-P y Killer Mike, responsables de algunos de los mejores momentos del hip hop del siglo XXI. Foto: Tim Saccenti

 

Con puntuales colaboraciones que en ningún momento desvían el foco de los protagonistas –la guitarra de Matt Sweeney, el saxo de Kamasi Washington, las voces de Danny Brown, Tunde Adebimpe, BOOTS,  Trina, Zack de la Rocha...–, “Run The Jewels 3” avanza sin tregua y sin tropiezos, convirtiéndose en un vitalista manifiesto de hip hop de aquí y ahora que se aparta tanto del revivalismo hueco como de las deconstrucciones espinosas que disecan el corazón del ritmo. Piezas como “2100”, “Everybody Stay Calm”, “Hey Kids” o “Thursday In The Danger Room” se alzan como brillantes modelos de lo que debe ser una canción rap en el ecuador de la década del 2000: contundentes, sin grasa, con punch y con la creación personal como bandera (la presencia de samples ajenos es casi nula).

Perla de la corona de la (hasta ahora) impecable trilogía, RTJ3 es una llamada a desperezarse y levantar la voz (y las manos). La clave, en un “Thieves! (Screamed The Ghost)” que incluye la proclama “You can burn the system and start again” para finalizar con un sample de un discurso de Martin Luther King que, tras condenar la violencia, acaba con la sentencia “But in the final analysis, a riot is the language of the unheard”. Run The Jewels: move your ass and rise your voice!

“Hey Kids” (con Danny Brown).

Arriba