×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (1970)

SANTANA Abraxas

CBS
SANTANA, Abraxas
 

En la sección Flashback del Rockdelux 79 (octubre 1991), Quim Casas recuperó el segundo álbum de Santana, el mundialmente conocido “Abraxas”, disco publicado en 1970 y muy popular gracias, sobre todo, a cortes como “Oye cómo va”, “Black Magic Woman/Gipsy Queen” y “Samba pa ti”. Eran los primeros pasos de una carrera prometedora que después, con el tiempo, se maleó hacia lo estándar y el exhibicionismo guitarrero.

Un texto extraído del “Demian” de Hermann Hesse apareció en la contraportada de “Abraxas” para justificar un bello título y dar coartada cultural a una de las obras más redondas de Santana. El disco que le precede, “Santana” (1969), y el que le sigue, “Santana III” (1971), tienen tantas buenas canciones como este, auténticos clásicos de una época fecunda que el mismo Carlos Santana no tardaría en estropear con solos cansinos, ritmos sin ideas y desfachatez general.

Pero estos dos plásticos, pese a su fuerza, no poseen el halo mítico que “Abraxas” ostenta desde su lejana configuración en 1970. La ornamentada portada de Mati Klarwein, el reconocible póster interior en blanco y negro y, sobre todo, una sucesión imparable de consensuadas gemas eléctrico-afro-cubanas acreditan “Abraxas” como lo que fue, y hoy –salvando la indiferencia que pueda producir la música perpetrada por el guitarrista mexicano y sus huestes en los últimos quince años– continúa siendo: el punto de ebullición de un mestizaje sonoro del que no pocos han chupado, una vuelta de tuerca a lo que Mongo Santamaría y otros hicieron en el jazz, pero aplicado al rock. Latin rock.

La formación, idéntica a la del primer disco: Santana (guitarra, voz), Gregg Rolie (órgano, piano, voz), Dave Brown (bajo), Mike Shrieve (batería), Mike Carabello (congas) y José Chepito Areas (timbales, congas). Y las canciones: el sendero inquietante e hipnótico de “Singing Winds, Crying Beasts”; las robustas versiones de “Black Magic Woman/Gypsy Queen” y “Oye cómo va”; la sensual “Incident At Neshabur”, compuesta con el espléndido pianista Alberto Gianquinto; las aportaciones más rockeras de “Mother’s Daughter” y “Hope You’re Feeling Better”, ambas firmadas por Rolie; la trepidante “Se acabó” y la miniatura percusionista de “El Nicoya”, las dos de Chepito; y la temperada pero oída hasta la saciedad “Samba pa ti”, vena lírica algo trasnochada de un virtuoso de la guitarra que se durmió demasiado pronto en los laureles. Latin dinosaur.

“Oye cómo va”.

Arriba