×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2016)

SANTI CAMPOS Cojones

Rock Indiana
SANTI CAMPOS, Cojones
 

Santi Campos no es un recién llegado: lleva en esto desde los noventa, primero en Malconsejo y luego en Amigos Imaginarios, etapa en la que también publicó sus dos primeros discos en solitario. Hace cuatro años, aburrido de sí mismo, dejó la música y cambió de vida y de ciudad (es de Segovia, y vivió en Murcia, Pamplona, Castelló, Alicante y Madrid). En Barcelona recobró las ganas de hacer canciones y encontró con quién tocarlas: músicos tan solicitados como Ricky Falkner (Egon Soda), Julián Saldarriaga (Love Of Lesbian, Mi Capitán), Martí Perarnau (Mucho, Zahara) y Nacho García (Cooper, Anni B Sweet); un supergrupo.

Santi siempre había hecho pop del de toda la vida: canciones bonitas sin pretensiones. Aquí, quería que todo sonara clásico-pero-moderno, y le ha quedado algo convencional. Es una cuestión sobre todo de arreglos, y de tomarse demasiado en serio: hay humor en las letras, pero no en la música. Y eso que las canciones están muy bien, y sobre todo los textos, pequeñas historias tragicómicas de amor y desamor con personajes como “Flora y Fauno” –cuyo esqueleto podría ser de Leonard Cohen– o esos “Gigantes”, y una palabra que se repite en varias de ellas: “Lento”. El paso del tiempo, hacerse mayor, el desencanto y las ganas de vivir, encapsulados en piezas de cuatro minutos. Campos le echó cojones y se dejó la piel, pero lo que suena no está a la altura de lo escrito.

“Flora y Fauno”.

(Se puede escuchar el álbum completo aquí)

Arriba