×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2011)

SBTRKT SBTRKT

Young Turks-XL-Popstock!
SBTRKT, SBTRKT
 

Como es tendencia desde, quizá, el éxito de The Knife, SBTRKT quiso pasar una buena temporada enfundado en el anonimato de una máscara –con motivos africanos–, pero ya sabemos quién se escondía ahí detrás: Aaron Jerome, productor del South London con un pasado en las arenas movedizas del broken beat y el trip-hop –publicó un álbum a su nombre en BBE, “Time To Arrange” (2007)–, y que ahora persigue un house de alma pop nutrido de la herencia UK garage y (post-)dubstep. Tras una infinidad de singles, EPs –grande “Step In Shadows” (2010)– y remezclas, llegó el álbum: “SBTRKT”, bass music en su acepción más pop y elegante; apta para todos los públicos, pero también tolerable. Más que eso: emotiva y adictiva, aunque al álbum le falten unos grados de misterio –es todo demasiado perfecto– para ganarse cuatro estrellas.

La declaración definitiva de principios de Subtract, que así se pronuncia el alias, arranca con la ya conocida “Heatwave”, con la melodía vocal de Sampha, quien ejerce de cantante residente e inyecta emoción soul, en la forma de un James Blake desatado, en “Hold On”, “Trials Of The Past”, “Something Goes Right” y “Never Never”, quizá su mejor aportación. El resto de pistas se las reparten entre tres: Jessie Ware, la joven Chaka Khan del dubstep, cuya labor en “Sanctuary” y, sobre todo, en “Right Thing To Do” impele a soñar con un álbum a su nombre; Yukimi Nagano, de Little Dragon (single “Wildfire”), y la notable Roses Gabor (“Pharaohs”). Ellas completan el reparto vocal de un disco que, sin embargo, despega del todo con un instrumental: el final “Go Bang”, shoegazing, synthpop, tribal, mortal.

“Never Never” (con Sampha).

Arriba