×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2013)

SENIOR I EL COR BRUTAL València, Califòrnia

Malatesta
SENIOR I EL COR BRUTAL, València, Califòrnia
 

Hay una Valencia en California, a unas pocas millas de Los Ángeles, y es allí donde, según parece, a Miquel Àngel Landete le hubiera gustado nacer. Se permite soñar con ese destino idealizado en el tercer disco de Senior I El Cor Brutal; una colección de “canciones de insurrección y amor”, tal y como las ha calificado. Material en el que expresa el momento extremo que vivimos si bien, más allá de los acentos indignados, Landete invita, más que nunca, a afrontar la vida sin cinismo, yendo a por todas, sin miedo al dolor ni al éxtasis. “Abans de nàixer ja estem condemnats / a divertir-nos i a fer-nos mal de tant d’amar” (“Antes de nacer ya estamos condenados / a divertirnos y a hacernos daño de tanto amar”), advierte en “La bomba de plaer”.

Aquí hay más Senior que Cor Brutal, porque Landete se sirve, sobre todo, de su voz, su guitarra acústica, su armónica y ciertos aditivos que vienen y van para construir su obra más reposada, lejos de aquellos espasmos eléctricos a lo Crazy Horse de canciones como “El signe dels temps”. Un Senior que practica lo que predicó en estas páginas en su debatido artículo sobre la apatía política de los músicos españoles en canciones que hablan de hambre y emigración, de los corsés morales y de la liberación a través del amor. Landete tiene “roig en la sang”, sí, pero también un don para fundir con inclemente naturalidad el brote de temperamento y la más honda sutileza.

“La bomba de plaer”.

(Se puede escuchar el álbum completo aquí)

Arriba