×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2011)

SHABAZZ PALACES Black Up

Sub Pop-Popstock!
SHABAZZ PALACES, Black Up
 

Ahora que hasta ciertos presidentes de escalera se hacen llamar community managers, Shabazz Palaces convierten el secretismo en argumento de marketing. Con un sitio web poco menos que testimonial y sin caladero propio en las redes sociales, del primer fichaje hip hop en la historia de Sub Pop se conoce lo estrictamente necesario: a saber, que está liderado por Palaceer Lazaro, o sea, Ishmael “Butterfly” Butler, MC en jefe de los inolvidables Digable Planets; que incorpora al percusionista Tendai Maraire y al productor Erik Blood; y que, oficiosamente, cuenta con la colaboración del dúo femenino THEESatisfaction. Una información difícil de contrastar ante una discografía huérfana de créditos y articulada en torno a una gran paradoja: a través de un proceso de intelectualización muy influido por el futurismo gótico de Rammellzee, el misterioso colectivo afincado en Seattle concibe el género como una experiencia física. Por eso y porque, para empezar, suena a mañana del avant-hop, a precuela del dubstep y a infinito del soul, su puesta de largo se erige no solo en uno de los debuts del año, sino también en el álbum más significativo de la era post-Dilla.

Aunque guarda el eco del pasado jazz-rap de Butler y su elongación electro al frente de Cherrywine, “Black Up” remite a un cruce animista entre cLOUDDEAD, Dälek y las producciones de The Gaslamp Killer. “It's a feeling” se escucha en “Are You... Can You... Were You? (Felt)”, mantra ingrávido y tráiler de lo que luego sucede en una colección de bases que combinan la claustrofobia Pro-Tools de “Youlogy”, el recuerdo trip de “Endeavors For Never” y la arquitectura de club en el hit “Recolletions Of The Wraith”. Treinta y cinco minutos después, servidas ya todas las preocupaciones metafísicas de un verbo inflamado de conciencia negra, sentido del humor e imaginería espacial, “Swerve” retrata el momento justo en que Flying Lotus descubrió Slum Village y deja con un palmo de narices a tirios y acólitos de Odd Future. Imprescindible.

“Recollections Of The Wraith”.

Arriba