×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2009)

SHACKLETON Three EPs

Perlon
SHACKLETON, Three EPs
 

Algunas de las músicas más excitantes de la década han salido de la extinta factoría Skull Disco: sin sus lanzamientos –recopilados en dos CDs de antología que no deberían faltar en ninguna discoteca con criterio y gusto– no se entiende el dubstep ni otras desviaciones de la última música electrónica germinada en Gran Bretaña. Y con el permiso del dios Burial, Sam Shackleton es la personalidad más reseñable que nos ha dado esa escena escorada hacia las pesadillas y el oscurantismo. Instalado en Berlín, el autor de “Blood In My Hands” entrega su (esperado) encuentro con el sello Perlon y reconfirma su estatus como creador majestuoso e hipnótico.

Originalmente tres EPs independientes que al fin se han editado de forma conjunta –en vinilo y CD–, el álbum alumbra el paulatino alejamiento de la ortodoxia dubstep para bucear en terrenos ignotos que revisitan planetas anteriormente colonizados por los pobladores de ~scape o Basic Channel. Junglas de bajos y ecos, percusiones tribales que lo mismo se plantan en África que en Asia (magistral efecto de tabla en “Mountains Of Ashes”), ocasionales voces de ultratumba...

“Three EPs” es la verdadera noche oscura del alma, música que penetra en la sangre para inocular virus de sombras y malos sueños. Las referencias religiosas y/o mitológicas refuerzan el poder de sugestión de un disco libre que amasa microdubstep –“Trembling Leaf”–, ensucia vapores de ambient –“Something Has Got To Give”– y reformula los mandamientos del dub sin despeinarse –“It’s Time For Love”–. De matrícula.

Etiquetas: 2009
Arriba