USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUMES (2000)

SISA / VAINICA DOBLE Visca la llibertat / En familia

Drac-Virgin / Elefant
SISA / VAINICA DOBLE, Visca la llibertat / En familia
 
 
SISA / VAINICA DOBLE, Visca la llibertat / En familia
 

Un doblete campeón. El regreso de Jaume Sisa al mundo de los vivos tras dieciséis años de silencio a su nombre –al margen de Ricardo Solfa y El Viajante, su último disco como Sisa había sido “Transcantautor. Última notícia”, en 1984– y la mejor obra en muchos años de Vainica Doble –desde “Taquicardia”, precisamente también de 1984– y, tristemente, su despedida tras la muerte de Carmen Santonja. Fueron nuestros mejores álbumes nacionales del año 2000, ex aequo: “Visca la llibertat” y “En familia” se llevaron, juntos, el premio en el Rockdelux 181. Juan Cervera comentó los discos.

¿Qué sería del pop español sin los heterodoxos? Prácticamente nada. La prueba: estos dos álbumes –un retorno, Jaume Sisa; y un testamento, Vainica Doble– que parecen salidos de otro tiempo, sin conexiones ni deudas, producto exclusivo de mundos propios, exquisitos e intransferibles.

Sisa, el transcantautor galáctico, ha vuelto la vista atrás y ha decidido (afortunadamente) encerrar en el desván de los recuerdos a Ricardo Solfa, El Viajante y otras sombras errantes que lo han tenido alejado de la Rambla barcelonesa durante más de quince años. De nuevo sale el sol en la noche del astronauta de Poble Sec, y ya desde “Tornar a cantar” se abre el libro que guarda en sus páginas tesoros eternos como “Qualsevol nit pot sortir el sol” (1975) y “La catedral” (1977). Pascal Comelade, fan confeso, ha puesto sus instrumentos y arreglos al servicio de “Visca la llibertat” –y firma la música de “Me’n vaig amb globus”–, mientras que amigos y conocidos tragados por la vorágine del tiempo –Selene y Cachas de Música Dispersa, Dionís y Toni Olivé de Melodrama, Jordi & Albert Batiste, Xavier & Pau Riba, Manel Joseph, Dolors Palau y otras aves laietanas– le aportan la nota de nostalgia –sin error– a este apéndice-reinicio del maravilloso opus sisaiano. Inocencia, resistencia, desencanto, verbenas solitarias, setas sabias, magia y humor en un cancionero incontaminado que mantiene intacta su aura de sueño libertario.

 
SISA / VAINICA DOBLE, Visca la llibertat / En familia

Carmen Santonja y Gloria Van Aerssen, Vainica Doble: hadas de brasero y alquimistas del punto de cruz.

 

“En familia” iba a ser la despedida discográfica de Vainica Doble. La muerte de Carmen Santonja –ver Rockdelux 178– lo convierte en emocionado y definitivo punto y final. “Carbono 14”, su retorno de 1997, dejó entre sus viejos (y nuevos) acólitos un regusto amargo: algo fallaba en esa colección de canciones que las dejaba totalmente fuera de combate frente a otros trabajos legendarios como “Heliotropo” (1973), “El tigre del Guadarrama” (1981) o “Taquicardia” (1984), palabras mayores –y nunca reconocidas en toda su grandeza– de la historia del pop español.

La admiración incondicional de la familia Elefant hacia el dúo madrileño ha hecho posible el milagro de “En familia”, un álbum –doble en vinilo– que es la magistral expresión de la esencia creadora de Gloria Van Aerssen y Carmen Santonja y, sin duda, uno de esos discos a los que se recurrirá inexcusablemente al hablar de las escasas obras singulares producidas por estas latitudes a lo largo de las últimas décadas.

Entre la ternura –con gotitas de limón– de mesa camilla, el costumbrismo de sonrisa amable, los retratos al natural y los manifiestos de amor a corazón abierto discurre un álbum entrañable y realista, visionario y hogareño, triste y jovial, que abre sus ventanas de par en par para que entre a chorros el aire de la vida. ¿Canciones? Absolutalmente todas. De “Chiribitas de limón” a “El paisaje”, de “Don Marcial” a “La vegetariana”, de “El rey de la selva” a “Chinita de Shangai”… Sí, todas, pero con dos momentos muy especiales, de nudos de garganta a los que retornar una y otra vez: “Dices que soy” y “Quiero tu nombre olvidar”. Para desnudarse así hay que conocer muy bien el mapa del corazón humano y Vainica Doble, hadas de brasero y alquimistas del punto de cruz, han paseado, con sus canciones, por todos los atajos. Seamos dignos de “En familia”, un regalo que no nos merecemos pero que existe para que las horas no se cuenten en sesenta minutos y las noches se pueblen de comparsas de amor y compañía.

Sisa: “Tornar a cantar”.

Vainica Doble: “Dices que soy”.

 

Arriba