USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2016)

SKEPTA Konnichiwa

Boy Better Know
SKEPTA, Konnichiwa
 

Ya han pasado los días en que los artistas del grime debían mirar hacia el crossover pop para buscar sitio en las listas: con sus últimos singles y, ahora, con “Konnichiwa”, Skepta ha ayudado a resucitar el grime en términos  comerciales sin desviarse en exceso de los cánones del género. El sonido será menos rugoso que en el pasado, pero sus ritmos troceados, bajos sísmicos e identidad británica están ahí. Y las referencias a su legado están por todo el repertorio: el tema titular cita “Fix Up, Look Sharp” de Dizzee Rascal, no está claro si con intenciones de beef; el exitoso single old school “That’s Not Me”, sobre sus difíciles relaciones con la industria de la música, se basa en el clásico “Pies” de Wiley; “Detox” recuerda antiguas charlas con ese mismo rapero...

En la segunda parte del disco, se advierte cierta intención de Skepta de zamparse el mercado de Estados Unidos, en el que cuenta con un perfecto aliado: el canadiense Drake, amigo y colega de negocios al que samplea en el hit “Shutdown”. Por ejemplo, “It Ain’t Safe” es menos grime que hip hop a lo N.W.A. Y “Ladies Hit Squad” tira hacia un R&B casi tan calenturiento como el de R. Kelly (“Y no necesitamos Netflix / te voy a enseñar algo que vale la pena ver”). Pharrell Williams produce “Numbers”, pero con sonido esquelético, al estilo de los primeros The Neptunes. Todos estos temas no suenan como alguien claudicando, sino tendiendo puentes o exhibiendo gustos e influencias de forma natural. Sincera.

“Konnichiwa” no pierde fuelle un solo instante y se cierra, de hecho, con quizá el mejor corte después de “Shutdown”: “Text Me Back”, tema reflexivo sobre los peligros del éxito, especie de reverso tardío del “Cold Turkey” de “Greatest Hits” (2007). Si en aquella era su chica la que no contestaba el teléfono, aquí es él quien a veces no devuelve los mensajes. “Pero nunca lo hago con intención de perderte el respeto / Estoy en la carrera intentando hacer esto / Sé que sabes dónde está intentando llegar tu hombre”.

“Shutdown”.

Arriba