USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2010)

SLY JOHNSON 74

Emarcy-Universal
SLY JOHNSON, 74
 

Silvère Johnson se estrena en el puente de mando tras muchos años de provechosa brega en la cubierta de la escena urban francesa. El Sly The Mic Buddha de la comuna Saïan Supa Crew –el mismo Sly Johnson que grabó “Paris” (2008) bajo palio Blue Note y a la vera del trompetista Erik Truffaz, exprimiendo su bagaje como beatboxer e intérprete a capela– se revela aquí como versátil cantante, digno compositor y valeroso intérprete. Le ha costado soltarse definitivamente la melena –el título del álbum nos dice que ya está más cerca de los 40 que de los 30–, pero la espera no ha sido en balde.

Producido por Jay Newland –todo un veterano en el ámbito de las fusiones, el blues, el soul o el jazz; también son suyos los primeros discos de Norah Jones– y compuesto por el propio Sly Johnson, “74” es un trabajo de dinámica generosa y pulcro acabado. Da la sensación de que el parisino quiera despejar cualquier duda sobre sus innegables aptitudes y, quizás por eso, nos vamos topando con piezas de artillería hip hop –“Slaave 2”, junto a Slum Village–, temas que amagan hit a lo OutKast –la contagiosa “Hey Mama”–, soul de pura cepa –”I’m Calling You”, con su vecina Ayo–, incursiones en terreno espiritual –“Goodbye Tomorrow”–, versiones más bien previsibles –“Fa-Fa-Fa-Fa-Fa (Sad Song)”, de Otis Redding– y adaptaciones nada evidentes: lunático punto de vista del estándar ochentero “Everybody’s Got To Learn Sometime”, de The Korgis. Pese a lo exigente del plan, nuestro hombre siempre da la talla.

Etiquetas: 2010
Arriba