×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2005)

SOLEX 3/4

Alehop!
SOLEX, 3/4
 

Alehop! es el sello más underground del indie nacional: tras once años cuentan con treinta y cinco discos, y solo nueve LPs; todo en vinilo, claro. Es el precio de la libertad: se lo hacen todo ellos y sacan disco cuando hay medios. Como consecuencia, y tras solo tres EPs –el primero, de 1996; el último, de 2000–, ¡llega por fin el primer LP de Solex tras diez años de existencia y cinco de silencio!

En la sombra, su sonido se ha recrudecido hasta mutar en una nueva formación sin batería. La cosa queda así: Balma Gimeno y Eva García (voces y guitarras), Olaf Ladousse a la guitarra y los doo-rags (pedales caseros a base de juguetes de todo a un euro) y Juan Monje a la trompeta y el trombón. Prescindir de base rítmica, que pese a ser anárquica les anclaba en el punk-rock, les libera de cualquier corsé y les da la libertad de desbarrar sin freno.

El resultado no deja indiferente: “Es una mierda” y “Son geniales” son las dos únicas reacciones posibles. La energía liberada por tamaño caos sonoro es comparable a la del primer free jazz en los sesenta, y si consigues aguantar hasta el final puedes experimentar una auténtica catarsis (si no, será un infierno). Ibon Errazkin finge ordenar el destrozo, pero, sabio él, les deja a su aire. Por aquí no se había hecho nada tan punk en años. Auténtico terrorismo sonoro.

“Cuatro notas”.

Arriba