×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2015)

SONGHOY BLUES Music In Exile

Transgressive-[PIAS] Iberia & Latin America
SONGHOY BLUES, Music In Exile
 

Fueron unos de los muchos miles de malíes que el integrismo islámico expulsó del norte del país, donde vive la etnia songhai (o songhay) diseminada a orillas del Níger. Ellos son los rústicos rurales, dominados por los bambara del sur. Allí, en Bamako, empezó el grupo Songhoy Blues a hacerse un nombre, tocando en largas sesiones dobles en clubes y maquis. Poco después, quiso la casualidad que Damon Albarn y la troupe de Africa Express aterrizase en la capital. Ni corto ni perezoso, Aliou Touré, el cantante, llamó a Marc-Antoine Moreau, uno de los organizadores, para una audición. Acto seguido fueron presentados a Nick Zinner (Yeah Yeah Yeahs). La canción que grabaron, “Soubour”, fue el impactante single de “Africa Express Presents Maison des Jeunes” (2013), y el resto, como se suele decir, ya es historia.

Hacía mucho tiempo que el llamado blues del desierto no producía una canción tan potente; como unos The Black Keys con ADN africano. Hubiera sido demasiado un álbum entero con esta misma intensidad. El único tema que sigue su estela es un afilado afro-boogie que se titula significativamente “Nick”, aunque de las guitarras de “Irganda” y “Ai tchere bele” también salen chispas.

El resto entronca con el blues que hizo célebre Ali Farka Touré –una de sus inspiraciones, junto a Jimi Hendrix y John Lee Hooker–, con los tempos pausados y catárticos, como “Jolie” y “Desert Melodie”, e incluso con el folk de guitarras acústicas, como “Petit metier” y “Mali”.

“Soubour”.

Arriba