×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2008)

SONIC YOUTH Hits Are For Squares

Starbucks-Geffen-Universal
SONIC YOUTH, Hits Are For Squares
 

Previamente disponible únicamente en los Starbucks del territorio de Obama (desde el 10 de junio de 2008) y ahora con distribución normalizada. Por fin: se llegaban a pagar sumas inmorales por una copia de este “Hits Are For Squares”, una especie de “grandes éxitos” de Sonic Youth con el plus de que las canciones han sido seleccionadas por colegas cercanos al círculo de la banda.

Quince momentos para el recuerdo y un tema exclusivo (“Slow Revolution”: brebaje de helio tóxico en modo lento) que vienen acompañados por los (casi siempre breves) comentarios de los “comisarios”: Catherine Keener propone “Bull In The Heather”, el Beastie Boy Mike D opta por “100%”, Beck por “Sugar Cane”, Radiohead por “Kool Thing”, Diablo Cody por “Superstar”cover del homenaje a The Carpenters de 1994–, Allison Anders por “Stones”, Eddie Vedder por “Teenage Riot”, Michelle Williams por “Shadow Of A Doubt”, Flea por “Rain On Tin”, Gus van Sant por “Tom Violence”, Chloë Sevigny por “World Looks Red” y The Flaming Lips por “Expressway To Yr Skull”. Dave Eggers y Mike Watt coinciden: su voto es para “Tuff Gnarl”. La televisiva Portia de Rossi se decanta por “Disappear” y David Cross da el sí a “Mary-Christ”.

“EVOL” (1986) y “Goo” (1990) –tres cortes de cada uno– resultan ser los álbumes favoritos de las celebrities. De “Dirty” (1992) salen dos temas; y del resto –“Confusion Is Sex” (1983), “Sister” (1987), “Daydream Nation” (1988), “Experimental Jet Set, Trash And No Star” (1994), “Murray Street” (2002) y “Sonic Nurse” (2004)–, uno por disco. Raro: nada del imponente “Bad Moon Rising” (1985).

Las anotaciones sobre las canciones –sin firma, aunque con el sello de Thurston Moore– inciden en las conexiones de la banda con el cine, el arte, la literatura y otras ramas de la cultura popular.

¿Capricho? Claro. Pero del bueno. Imprescindible para completistas, ideal para despistados.

“Slow Revolution”.

Publicado en la web de Rockdelux el 8/9/2011
Arriba