×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2017)

ST. VINCENT Masseduction

Loma Vista-Music As Usual
ST. VINCENT, Masseduction
 

Con “Masseduction”, St. Vincent se sitúa lo más cerca que haya estado nunca del pop mainstream (al fin y al cabo, produce el extrañamente ubicuo Jack Antonoff), pero sin dejar de ser ella, sin renunciar a las guitarras angulosas, los giros dementes y las letras que admiten más de una sola lectura. A pesar de su brillo glossy, estas canciones siguen siendo demasiado personales para competir con el material en general blando o sin personalidad que hoy reina en las listas. La que más se acerca al gusto mayoritario es, quizá, curiosamente, la mejor, “New York”, una balada sincera sobre perder la compañía de la única motherfucker que sabía lidiar con ella. Seguida de cerca por “Happy Birthday, Johnny”, tercera y quizá mejor parte de la “trilogía Johnny”, apoyada en una melodía memorable y la bella pedal steel de Greg Leisz.

El resto son visiones pop retorcidas, o reflejos de épocas en las que el pop podía ser (realmente) raro y vendible al unísono. “Pills” guarda algo de la locura del mejor, más cartoonesco Eminem, aunque su coda amansa al oyente con el saxofón de Kamasi Washington. El tema titular apuesta por un funk robótico marca Prince, mientras que “Los Ageless” es un banger electropop demasiado chirriante para sonar en centros comerciales. “Young Lover” (los amarillistas unirán los puntos entre este título y Cara Delevingne) tiene algo de (extraño) hit new wave como salido de una película de John Hughes, en tanto que “Smoking Section” sigue señalando a Annie Clarke como posible autora de musicales de Broadway, o mejor dicho off Broadway, aunque ella los odie.

Johnny parece disgustado con ella en la canción arriba citada por, supuestamente, haberse vendido a la fama y al sistema. Cuando Johnny escuche “Masseduction” cambiará de opinión: las señales vitales e intelectuales siguen ahí. Y, de hecho, vibran con más fuerza que en el algo decepcionante “St. Vincent” (2014).

“Pills”.

Arriba