×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2014)

STRUGGLE Struggle

Silène
STRUGGLE, Struggle
 

Aunque a los monaguillos de lo antianglosajón y el imperialismo cultural les fastidie, lo cierto es que el norteamericano Woody Guthrie (1912-1967) hace tiempo que se convirtió en un patrimonio universal cuyos ecos de folk comprometido resuenan en los rincones más inesperados, sin que el paso del tiempo devalúe su gigantesca aportación a la música popular. La prueba, este álbum de los franceses Struggle, aparecido en el país vecino a finales del año pasado. Primero un espectáculo teatral de pequeño formato concebido para celebrar el centenario del nacimiento del músico, “Struggle” –que toma su nombre de las seis canciones que, con ese título, publicó Guthrie en 1946 en Asch Records– finalmente aparece en disco en una coqueta (y austera) edición con ilustraciones de Charles Berberian.

Ideado por el guitarrista y cantante Sébastian Martel –de Las Ondas Marteles y músico con múltiples colaboraciones: de Helena Noguerra a Camille, de M a Morcheeba, de Femi Kuti a Piers Faccini–, el proyecto se completa con la ruandesa Dorothée Munyaneza (voz) y David Catman Taieb, aka DJ Shalom (bajo, electrónica, voz), con esporádicas aportaciones del Moriarty Thomas Puéchavy (armónica) y Thomas Fernier (cintas), y, lejos de limitarse a adaptar sin más algunas canciones del libro del bardo de Oklahoma, intenta recrear todo su imaginario vital de lucha contra las injusticias articulando una especie de película sonora que apela tanto a los momentos míticos del homenajeado –no falta un espectral “This Land Is Your Land” en un dúo masculino/femenino que ayuda a que el himno de los desposeídos reluzca como nuevo, sin perder su brío de denuncia– como a otros instantes (la mayoría) menos previsibles, incorporando material al margen de las partituras guthrianas: el propio Martel firma “Machine Man” (narración sobre fondo electrónico) y se incluye el “Hobo’s Lullaby” de Goebel Reeves que Guthrie grabó en los años cuarenta en sus legendarias sesiones para Moses Asch.

 
STRUGGLE, Struggle

Sébastian Martel no solo adapta a Woody Guthrie, sino que recrea todo su imaginario vital de lucha. Foto: Charlélie Marangé

 

“Struggle” se articula a través de las tres partes de “Train”, fragmentos de spoken word (en francés y en la voz de Munyaneza) con textos extraídos de “Rumbo a la gloria”, la autobiografía de Guthrie editada por primera vez en 1943 (última edición en castellano: Global Rhythm Press, 2009), e incluye remakes –siempre fuera de lo previsible– de piezas como “End Of My Line”, “Union Burying Ground”, “Buffalo Skinners” y “We Welcome To Heaven”, todas presentes en la edición definitiva del “Struggle” original editada por Folkways en vinilo en 1976 y en CD en 1990: canciones de denuncia y resistencia, de orgullo de clase (obrera), de tormentas de polvo, hambrunas y desolación, de la persistencia del sueño eterno de justicia y libertad. La música como arma que no cesa y que encuentra en este álbum –que se desmarca del folk plano de guitarra acústica y voz: uno de sus grandes triunfos estriba en sonar casi arcaico, utilizando herramientas que generalmente no asociaríamos con un género de hechuras tan ascéticas– nuevas cajas de resonancia para seguir difundiendo su mensaje. Una inesperada y bienvenida (gran) nota a pie de página en la biblia WG que no debería pasar desapercibida. Investiguen.

“This Land Is Your Land”.

Arriba