USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2010)

SUN KIL MOON Admiral Fell Promises

Caldo Verde-Houston Party
SUN KIL MOON, Admiral Fell Promises
 

Mark Kozelek vuelve a jugar con los nombres sin que se sepa su intención. Cuando parecía que distinguía una carrera en solitario, y tenía en Sun Kil Moon a una banda esporádica pero estable, ahora publica “Admiral Fell Promises”, con la pinta de ser la continuación del espléndido “April” (2008), pero no: aquí no hay músicos en los créditos y no suena más que su guitarra y su voz, aunque multiplicadas. Con un nuevo sonido, eso sí, marcado por la guitarra española; armonías de inspiración clásica, que no flamenca; arpegios envolventes para diez canciones más bien extensas, con moderadas derivaciones instrumentales.

Como los pintores que se limitan a un registro y lo perfeccionan durante toda una vida, Kozelek narra sus observaciones y añoranzas de San Francisco (“Sam Wong Hotel” y “Half Moon Bay”) o sensaciones viajeras (“Australian Winter”) con esa voz inmaculada y confesional. Este “Admiral Fell Promises” que puede resultar monótono para los no iniciados y sublime para los devotos podría ser su “Pink Moon”, por su austeridad, desnudez y coherencia.

Si lo compras en la página web de Caldo Verde, te regala “I'll Be There”, un EP de cuatro temas que incluye, además de una toma alternatica de “Third And Seneca” (presente en “Admiral Fell Promises”), gloriosas versiones de “Natural Light” de Casiotone For The Painfully Alone, “Tomorrow Is Already Here” de Stereolab y “I’ll Be There” de The Jackson 5.

“Australian Winter”.

Arriba