×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2014)

SUN RA AND HIS ARKESTRA In The Orbit Of Ra

Strut-Art Yard-Popstock!
SUN RA AND HIS ARKESTRA, In The Orbit Of Ra
 

El pasado 22 de mayo se cumplieron cien años del nacimiento de Herman Poole Blount, el hombre conocido como Sun Ra, uno de los músicos más libres e iconoclastas de la historia del jazz. Su muerte el 30 de mayo de 1993, a los 79 años, no ha apagado la leyenda de su “música cósmica”, de su afrofuturismo combativo, de una filosofía galáctica que lo llevó a afirmar una y otra vez que él había nacido en Saturno y que su misión en la Tierra era reproducir los sonidos del espacio exterior. El legado del Dios del Sol sigue pimpante gracias a su Arkestra, que derrama gloriosas y vitalistas ceremonias musicales bajo la batuta de saxofonista Marshall Allen –91 años cumplirá el próximo 25 de mayo–, heredero directo de Mr. Ra y uno de los integrantes de la Arkestra desde 1957. Allen, en colaboración con Peter Dennett, capo de Art Yard Records, se ha encargado de seleccionar y supervisar esta retrospectiva de celebración centenaria. Y no es un capricho, más bien una necesidad: Sun Ra es uno de esos músicos más citados que escuchados –en parte, debido a una discografía amazónica y no precisamente de fácil acceso–, así que este doble resumen de su obra, en un sello del prestigio de Strut y de más amplia distribución, puede ser la puerta de entrada al caudaloso río Ra, río donde se han bañado a gusto gente tan diversa como George Clinton, MC5 y Yo La Tengo.

Aunque colaboró (brevemente) con algunos de los grandes nombres de la era dorada del jazz, Sun Ra tuvo muy pronto claro que su creatividad no se iba a ver restringida por ningún tipo de escena y que su libertad estaba por encima del prestigio. Picoteó en todos los campos –big band, bebop, swing, free–, pero no se atascó en ninguno, siempre presto a fulminar ataduras para seguir su visión de una música que estaba más allá de la prisión física de nuestro planeta. En la primera pregunta de la entrevista que Dennett incluye con Allen en el libreto de “In The Orbit Of Ra”, este responde: “La misión de Sun Ra fue la de abrir las mentes de los músicos y de la gente a la Era Espacial”, para más adelante afirmar que “Sun Ra nos preparaba para el futuro. En los cincuenta dijo que esta música no era para ahora, era para el siglo XXI”. Boutade o no, lo cierto es que sumergirse en los veinte fragmentos de esta compilación es algo que nadie debería perderse, se esté más o menos familiarizado con los patrones del jazz. Asistirá a un desfile de vientos, polirritmia y teclados –Ra fue pionero en el uso de artilugios electrónicos en el jazz– que incitan al baile, a la alegría y a desengrasar la imaginación. El de Alabama rechazaba de plano el elitismo de ciertos cenáculos del jazz y siempre predicó la comunión con la audiencia, ya fuera por medio del éxtasis físico o mental.

 
SUN RA AND HIS ARKESTRA, In The Orbit Of Ra

Sun Ra nos preparaba para el futuro. En los cincuenta dijo que esta música no era para ahora, era para el siglo XXI.

 

En “In The Orbit Of Ra” hay piezas grabadas en la década de los cincuenta, sesenta y setenta –aunque muchas publicadas posteriormente– y dos inéditas (un directo en Roma en 1977 y la primera parte de “Reflects Motion”); una selección que sirve para degustar las diversas encarnaciones de la Arkestra –Myth Science Arkestra, Solar-Myth Arkestra, Astro Infitiny Arkestra, Intergalactic Infinity Arkestra...– en un paseo de delicioso lounge africanista, desviaciones latinas de sabor exótico, voces del más allá (la gran June Tyson se luce en “Somebody Else’s World”, originalmente en el álbum de 1971 “My Brother The Wind”), free jazz volcánico (la segunda parte de “Reflects Motion”) y viajes imaginarios a Egipto (“The Nile”), Etiopía (“Ancient Aiethiopia”), Venus (“Rocket Number Nine Take Off For The Planet Venus”), Plutón (“Plutonian Nights”) y lo desconocido (“Dance Of The Cosmo-Aliens”: puro Flying Lotus ). Una jungla de ritmo y armonía –la libertad formal de sus ensembles siempre chorreaba nutritivo juego melódico– que puede y debe ayudar a aventurarse sin miedo en la Galaxia Sun Ra, el auténtico Brother From Another Planet.

“Plutonian Nights”.

Arriba