USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2018)

TACHENKO El don del vuelo sin el arte hermano del aterrizaje

Limbo Starr
TACHENKO, El don del vuelo sin el arte hermano del aterrizaje
 

Tachenko –el grupo zaragozano fundado por Sergio Vinadé tras la disolución de El Niño Gusano, no el jugador de básquet ruso del que tomaron el nombre– llevan ya dieciséis años tocando juntos y catorce de trayectoria discográfica: “El don del vuelo sin el arte hermano del aterrizaje” es ya su octavo álbum, y más o menos han ido sacando uno cada dos años, aunque esta vez han sido más rápidos, ya que el anterior, “Misterios de la canción ligera”, se editó el año pasado. Durante todo este tiempo han ido perfeccionando su particular modo de escribir, componer, interpretar, grabar y entender el pop, y, aunque no lo hayan petado a nivel popular como merecerían, es de agradecer que persistan con las mismas ganas y el talento intacto: periódicamente siguen entregando su ración de buenas canciones, con esas letras y esos títulos que solo se les pueden ocurrir a ellos (vale, el del disco es una cita de Flann O’Brien) y unas músicas discretas, nada efectistas, entre lo clásico y lo indie, en las que esta vez destaca algún teclado por encima de las habituales guitarras.

El título de la canción que abre el disco, “Gafas de sol”, podrá parecer prosaico o banal, pero enseguida entran al trapo con el tema religioso en “Domingo de Resurrección” (y, más adelante, en “Los santos protectores”), y también tiene su peso la justicia –ambos temas se reflejan en la portada de Ainhoa Motilva–, en “Justo y necesario” y “La pena capital”. Mi preferido, “Suave conmigo”. Musicalmente, y pese al notable nivel general, destaca entre todas las demás “Los estilos”, y cierran con “Los listos”: esos son ellos.

“Los estilos”.

Etiquetas: 2010s, 2018, indie pop, pop, Zaragoza
Arriba