USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

REEDICIONES (1998)

TERRY CALLIER Occasional Rain / What Color Is Love / I Just Can't Help Myself

Cadet-MCA
TERRY CALLIER, Occasional Rain / What Color Is Love / I Just Can't Help Myself
 

Cuando hace tres o cuatro años mi dealer de soul, Beltza Records, me puso el disco “The Best Of Terry Callier On Cadet”, me pareció el equivalente perfecto en la música negra a Tim Buckley. O sea, una gema, una perfecta y extraña fusión entre folk, jazz y soul, cicatrizada por una voz excepcional, de gusto exquisito, incansable en la búsqueda de sonoridades y sentimientos. Ese disco, doble vinilo infalible para hacer adictos, era una recopilación de sus tres discos en el sello Cadet, grabados a mediados de los setenta. Algunas de esas canciones estaban siendo recuperadas en clubs: era el principio del rescate del olvido de Terry Callier, que culminó con la grabación el año pasado del excelente “Time Peace”.

Ahora se reeditan en CD aquellos tres discos, completos, con portadas originales y letras. “Occasional Rain” (1972) y “What Color Is Love” (1973) son obras maestras de un territorio solo pisado por Callier. Una voz emborrachada de sí misma y unos arreglos de cuerda, viento o simple guitarra acústica que ensanchan los límites del soul hasta terrenos inimaginables, como en los nueve minutos de la conmovedora “Dancing Girl”. Canciones como “Ordinary Joe” o “(I Just Can’t Help Myself) I Don’t Want Nobody Else” podrían ser hits de insólita exquisitez.

El álbum “I Just Can’t Help Myself” (1974) es algo más convencional, pero igualmente brillante. Tres muestras de un talento inagotable.

“Ordinary Joe” (de “Occasional Rain”).

“Dancing Girl” (de “What Color Is Love”).

“(I Just Can't Help Myself) I Don't Want Nobody Else” (de “I Just Can't Help Myself”).

Arriba