USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

REEDICIÓN (2011)

THE BEATLES 1

Apple-EMI
THE BEATLES, 1
 

Para los que abandonamos los discos de canciones y cuentos infantiles escuchando los recopilatorios rojo y azul de The Beatles, oficialmente conocidos como “1962-1966” (1973) y “1967-1970” (1973), la idea de una selección en un solo CD de los singles de la banda que llegaron al número 1, bien en Estados Unidos o en el Reino Unido, se nos antoja de un cierto mal gusto. Algo así como ir a París y montarte en el bus turístico. ¿Estás en París? Sí. ¿Estás en el puto bus turístico? Eso es lo que cuenta. Y como dichos artefactos suelen siempre ir llenos, “1”, publicado en noviembre de 2000, se convirtió en el CD más vendido de la década pasada, por encima de James Blunt, Coldplay o Beyoncé, lo cual dice muy poco de la relevancia cultural de dicho período (¿dónde está su “Thriller”?) y dice lo mismo de siempre de The Beatles: que la música pop que crearon resiste a la sobreexposición.

Pero más allá de que el efecto de escuchar de un tirón “1” sea como atracarse de gominolas, también es cierto que anteponer el criterio cuantitativo al histórico obliga a omitir momentos cruciales de la banda que, por ende, lo son de la historia del pop. ¿Dónde queda la invención del jangle-pop de “Rubber Soul”? ¿Y el período psicodélico se inicia con “Yellow Submarine”? ¿Dónde está “Strawberry Fields Forever”? La hemeroteca nos cuenta que por culpa de la patilla de Engelbert Humperdink y su “Release Me” no pudo llegar al número 1. Además, el período que tan correctamente cubría “1967-1970”, imprescindible para entender toda la posterior música pop mundial, queda reducido a una colección de baladas (de “The Long And Winding Road” a “Hey Jude”) y canciones más o menos ligeras.

¿Pero es posible realmente decir algo de la música que contiene “1”? En mi caso, no, porque de entrada ya me gustan todas y cada una de las canciones que grabó el cuarteto de Liverpool, todas, incluyendo “Ob-La-Di, Ob-La-Da”. Y menos cuando para esta actualización se han utilizado las excelentes remasterizaciones de 2009.

“Yellow Submarine”.

Arriba