Cargando...
 

REEDICIONES (2010)

THE BEATLES 1962-1966 / 1967-1970

Apple-EMI
THE BEATLES, 1962-1966 / 1967-1970
 

Como es sabido, el año pasado EMI emprendió la remasterización de todos los elepés de The Beatles, reciclando de esta forma unas ediciones en CD algo vetustas. Este proceso culmina (de momento) con la reaparición de “1962-1966” y “1967-1970”, publicados originalmente en 1973 y conocidos como el “álbum rojo” y el “álbum azul”, todavía hoy la panorámica que mejor resume la trayectoria de los Fab Four.

La selección de temas corrió a cargo de Allen Klein –mánager de los de Liverpool tras la muerte de Brian Epstein–, con el posterior visto bueno de los cuatro componentes de la ya extinta banda. Es difícil no hacerse mala sangre ante la inevitable ausencia de favoritas personales –una mía: “For No One”, preciosa miniatura incluida en “Revolver” (1966)– y se podrá fruncir el ceño ante la ausencia de las versiones con que cosecharon sus primeros éxitos, pero estos discos cumplen a la perfección su cometido: explicar por qué John Lennon, Paul McCartney, George Harrison y Ringo Starr podían permitirse la osadía de afirmar ser más grandes que Jesucristo.

Los primeros temas del “álbum rojo” (1962-1966) ya observan modulaciones en su estilo, pasando en poco tiempo de la energía frontal con que atacaban un lenguaje todavía balbuciente a los versos cabizbajos de “Yesterday”, tribulaciones de un adolescente que cree ser ya adulto. El recorrido se detiene en “Revolver”, atalaya desde la que se divisan las innovaciones (técnicas, estéticas e incluso mediáticas: renunciaron a las giras por aquel entonces) que glosa “1967-1970” (el “álbum azul”).

Durante estos años los talentos individuales del cuarteto se expandieron hasta el infinito, dando lugar a una serie de composiciones “de autor” que abrían sus puertas a la lisergia, al absurdo y a la política. La historia es tan conocida que casi da vergüenza relatarla, pero aunque “Strawberry Fields Forever” y “A Day In The Life” nos suenen hoy cercanas e incontestables, en su día prendieron la mecha de un debate sobre los límites (formales y temáticos) del pop que llega a nuestros días. Acaso sea eso lo que nos dé la medida de la importancia de estas recopilaciones: sus cincuenta y cuatro canciones no solo nos hablan de las hazañas de cierto grupo inglés, sino también de cómo entendemos y vivimos la música.

“Yesterday” (de “1962-1966”).

“Strawberry Fields Forever” (de “1967-1970”).

Arriba