×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2017)

THE BLACK ANGELS Death Song

Partisan-[PIAS] Iberia & Latin America
THE BLACK ANGELS, Death Song
 

The Black Angels nunca han tenido problema en rendir homenaje explícito a los héroes de la psicodelia. Al contrario. Si lo hacen con mayor o menor fortuna, siempre será según se le pregunte a seguidores o a detractores –los mismos que se ensañaron con “Indigo Meadow” (2013), acusado de cursi y pretencioso–. Pero con “Death Song”, más referenciales que nunca –ese clásico de The Velvet Underground que da nombre tanto a la banda como a su nuevo disco–, parecen querer tapar bocas. Abrasivos, aparcando los Farfisa en favor del fuzz y subiendo densidad en formación de a cinco. Menos cercanos a Fleetwood Mac y más a Led Zeppelin.

La mano del productor Phil Ek (tierna en Fleet Foxes, punzante con Mudhoney) aquí afila el característico sonido psych rock del grupo para destilarlo, venenoso y soñador. La línea (re)abierta por el grupo en su anterior EP, “Clear Lake Forest” (2014), se adentra más en la guarida del lobo de la mano de melodías mántricas (“I Dreamt”, la oscura apertura con “Currency”) y leves escarceos con la melancolía post-rockera y el stoner.

En Austin, que presume de ser un oasis en la ultraconservadora Texas, también hay tradiciones que quieren preservarse. Como si fuera la California de los sesenta hoy, hogar de raros, “catarsis emocional en un clima dominado por la división y la ansiedad”. Sin descubrir nada ni pretenderlo, desde allí los Ángeles Oscuros cabalgan lentos reafirmando que la psicodelia sigue siendo útil como evasión (y, a menudo, también como victoria).

“I Dreamt”.

Arriba