USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUMES (2010)

THE JON SPENCER BLUES EXPLOSION / SOLEX vs. CRISTINA MARTÍNEZ + JON SPENCER Dirty Shirt Rock'n'roll. The First Ten Years / Amsterdam Throwdown, King Street Showdown!

Shout! Factory-Popstock! / Bronzerat-[PIAS] Spain

Por Joan Pons

THE JON SPENCER BLUES EXPLOSION / SOLEX vs. CRISTINA MARTÍNEZ + JON SPENCER, Dirty Shirt Rock'n'roll. The First Ten Years / Amsterdam Throwdown, King Street Showdown!
 
 
THE JON SPENCER BLUES EXPLOSION / SOLEX vs. CRISTINA MARTÍNEZ + JON SPENCER, Dirty Shirt Rock'n'roll. The First Ten Years / Amsterdam Throwdown, King Street Showdown!
 

El mojo. Cuesta mucho explicar qué es y muy poco reconocer quién lo posee. Jon Spencer lo acarició, lo tuvo... y lo perdió. Entre 1992 y 2002, la década que censa “Dirty Shirt Rock’n’roll. The First Ten Years”, Spencer lideró con divertida chulería y sobredosis de ego el excitante show de la Blues Explosion. Arrancaron como unos Cramps para los noventa (hasta “Extra Width”, de 1993, más o menos), crecieron hasta parecer la más cool y mejor banda de rock posible de su época (inolvidables sus directos) con “Orange” (1994) y “Now I Got Worry” (1996) y empezaron a cansar por reiteración del truco a partir del todavía disfrutable “Acme” (1998). Su revisión del rock clásico (Elvis, Howlin’ Wolf, Bo Diddley, James Brown, The Stooges, los Stones...) era puro vicio, sí, pero porque venía acompañado de grandes canciones: “Afro”, “Bellbottoms”, “Chicken Dog”, “Flavor”... En este recopilatorio están todas.

Spencer siempre se sintió llamado por otras músicas off-rock, como el hip hop o la electrónica más burra (colaboró con Dan The Automator y Alec Empire). Y aún hoy sigue oyendo estos cantos de sirena. Acompañado de su esposa Cristina Martínez (Boss Hog merecen también un recuerdo), se presta al ménage à trois creativo de las siempre interesantes sesiones compartidas del Amsterdam Showdown junto a la holandesa Solex. El resultado es muy sexy pero también muy marciano. No es rock de camisa sucia, precisamente, pero quizás sí, por decir algo, funk de lencería extravagante. El peso de “Amsterdam Throwdown, King Street Showdown!”, no obstante, recae más en las insinuaciones vocales de Cristina Martínez y en el ingenio sonoro de Elisabeth Esselink que en Jon. Él se deja hacer.

Etiquetas: 2010
Arriba