×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

REEDICIÓN (2017)

THE NECESSARIES Event Horizon

Be With
THE NECESSARIES, Event Horizon
 

A más de dos décadas de distancia de la desaparición de Arthur Russell (1951-1992), su legado musical continúa ampliándose, destapando ocasionalmente algunas reliquias en forma de fulgurantes reediciones. Si recientemente vio la luz la maravillosa recopilación “Instrumentals” (2017)digna continuación, por su linaje, de “First Thought Best Thought” (2006)– reprensada por Audika, ese label dedicado por entero al rescate de su obra, ahora toca adentrarse en una de sus facetas musicales más ignotas.

Su breve intervención como teclista, guitarrista y violonchelista en The Necessaries, junto con Ernie Brooks (The Modern Lovers), Jesse Chamberlain (The Red Crayola), Ed Tomney (Rage To Life) y Peter Zummo, aportó un nuevo prisma. Una visión nítida que recorta y pega la bravura del post-punk, el power pop y el art rock en un collage musical centelleante, llegando a resolver ciertas incógnitas ocultas dentro de las marañas de guitarras entre las que tan fácilmente se desenvolvieron otros coetáneos como The B-52’s, Orange Juice o The Replacements: la mano en la producción del neoyorquino Bob Blank fue divina.

Por mucho que pese, la andadura de The Necessaries fue de corta distancia –tan solo dos álbumes: “Big Sky” (1981) y este “Event Horizon” (1982)–. Una etapa creativa resuelta en unas cuantas marchas imperiales fueron lo grande y mejor de su inmersión rockera: desde el glorioso arranque de “Rage” hasta las cumbres de “Like No Other” o “Detroit Tonight” (estribillos edulcorando la vida en la urbe), pasando por el soft pop de índole surrealista de “More Real”. Echando sal y especias al power pop de “AEIOU” (otro hit) y abriendo paso a una apisonadora bautizada como “Europe”, rugiendo entre las ruinas del punk. “Paceways” fue una digna despedida sin carta de ajuste que sonrojaría a los mismísimos Television de Tom Verlaine. Arthur Russell es inmortal.

“More Real”.

Publicado en la web de Rockdelux el 16/1/2018
Arriba