×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2011)

THE SECRET SOCIETY Peores cosas pasan en el mar

Gran Derby
THE SECRET SOCIETY, Peores cosas pasan en el mar
 

En el primer corte de este primer disco en castellano de Pepo Márquez como The Secret Society –antes cantaba en inglés–, “Suanzes: Volver a empezar”, canta sobre una base de Eminem y el resultado recuerda a Standstill. Abundan los títulos largos o larguísimos: “Las pistas falsas conducen al desamor”; “El día que empezamos a querernos fue el día que empezamos a olvidarnos”; “Si pudiste con tanto dolor, podrás con esto”; “El amor es una puerta que solo se abre desde dentro”; “En la sala del Guernica (Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Madrid)”. En un recuento rápido, aparecen las palabras amor, desamor, dolor, querernos y olvidarnos. La temática parece clara.

Musicalmente, no es tan rockero como “I Am Becoming What I Hate The Most” (2008), y dominan los medios tiempos, pero es igual de visceral y desasosegante. No es un disco fácil, sino denso y con aristas que se clavan en el cerebro del oyente. “Cuidate, cowboy!” tiene un ritmo trotón a lo Johnny Cash y “La casa junto al mar” cabalga mientras dice: “Estaré en la casa junto al mar, donde no haré daño a nadie ni nadie me lo hará”. “El amor es una puerta que solo se abre desde dentro” es un minuto de punk y “En la sala del Guernica (Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Madrid)” hiela la sangre con su austeridad a la hora de narrar una tragedia. Un disco muy sentido y sincero.

“Las pistas falsas conducen al desamor”.

Arriba