×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2018)

THE SOFT MOON Criminal

Sacred Bones-Popstock!
THE SOFT MOON, Criminal
 

Explica Luis Vasquez siempre que tiene ocasión que si su sonido es oscuro es porque así es como se siente, por lo que sus discos con The Soft Moon no son más que traducciones musicales de emociones que siempre bordean el apocalipsis. Vasquez, queda claro, no es precisamente la alegría de la huerta –“de niño vivía todo el día preocupado, temiendo que se acabara el mundo”, explicaba en una entrevista–, así que parece inevitable que sus discos sean cada vez más retorcidos, tenebrosos y, según se mire, también amenazantes. La duda que queda tras escuchar este “Criminal” es saber si todo lo anterior es compatible también con sonar más convencional y homologable. Y es que mientras que sus dos primeros trabajos eran pesadillescos y angustiosos desguaces de electrónica industrial saturados de referencias a Suicide y Kraftwerk, el cambio de rumbo que trajo “Deeper” (2015) se hace aún evidente en este cuarto trabajo.

El mal rollo y las confesiones incómodas siguen campando a sus anchas, sí, pero, a fuerza de arrimarse cada vez más a Nine Inch Nails y de exhibir cada vez más músculo, el resultado es menos impactante de lo que cabría esperar. Será que los sintetizadores de “The Pain” ya no muerden como antes o que piezas como “Give Something”, lo más cerca que ha estado el californiano de Depeche Mode, abonan la vía de la accesibilidad, pero lo cierto es que este “Criminal” le ha salido algo más manso de lo esperado. Eso sí: la angustia del corte titular, servido entre crujidos y teclados, confirma que, cuando quiere, Vasquez sabe cómo poner banda sonora a sus pesadillas.

“Give Something”.

Arriba