×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2012)

THE SOFT PACK Strapped

Mexican Summer-Music As Usual
THE SOFT PACK, Strapped
 

Se despista uno un par de años y zas, llegan The Soft Pack y, sin ningún tipo de disimulo ni remordimiento, le dan el cambiazo. Es cierto que tampoco hace tanto que estos mozalbetes circulaban por el mundo respondiendo al nombre de The Muslims, pero ahora han ido un poco más lejos aprovechando la aparición de “Strapped” para someterse a un tratamiento integral de imagen y alejarse, silbando y con las manos en los bolsillos, de aquella otra banda que centrifugaba a The Modern Lovers y los dB’s con pasmosa eficacia.

A medio camino entre The Drums y Real Estate, en ese confortable pliegue donde el verano más luminoso se empieza a fundir con un otoño aún anaranjado, se sitúan ahora los de San Diego para pulir un sonido que, como tantas otras cosas, quizá no necesitaba una reforma tan integral. Ni siquiera una limpieza. No acaban los californianos de hacerse los locos y, aunque por momentos parezca que el electrizante y fogoso “The Soft Pack” (2010) no vaya con ellos, detonaciones como “Second Look”, “Chinatown” y, sobre todo, “Oxford Ave.” airean un pasado que sigue imponiéndose a la deriva ochentera y etérea de piezas como “Bobby Brown” o “Everything I Know”.

Es precisamente en ese duelo entre la electricidad y los sintetizadores flotantes donde queda claro que The Soft Pack se manejan mucho mejor en el barro que en los salones espejados y donde se demuestra que “Strapped” es un disco más desconcertante que otra cosa. Menos mal que canciones como “Saratoga” y “They Say” ayudan a que ese desconcierto no se convierta en desapego y, algo es algo, uno salga de aquí con unas ganas locas de recuperar piezas como “C’mon” y “Move Along”.

“Oxford Ave.”.

Arriba