USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2011)

THE STREETS Computers And Blues

Atlantic-Warner
THE STREETS, Computers And Blues
 

Esto se acaba. Parece que Mike Skinner, el hombre que lo hace todo en The Streets, iba en serio cuando anunció que publicaría cinco discos y luego echaría la persiana. Si en verdad “Computers And Blues” va a ser su último disco, nos deja unos cuantos motivos más para echarlo de menos. No es un rayo de sol del calibre del radiante “Original Pirate Material” (2002), pero cómo podría serlo: estrenos como el de The Streets se dan una vez cada mucho tiempo. Tampoco es “A Grand Don’t Come For Free” (2004), el disco que justamente llevó sus canciones sobre gente normal a oídos de la gente normal y lo convirtió en una estrella. “Computers And Blues” es, al mismo tiempo, todos sus discos anteriores.

Quizás es porque sabemos que este es su canto del cisne, pero en realidad parece un último capítulo. El tema del disco, supuestamente, es la experiencia humana en el mundo digital, con sus ansiedades, sus problemas de comunicación, sus redes sociales, etcétera, etcétera. Nada que no haya contado antes Mike Skinner, nada que no esté a la orden del día entre millones de artistas mucho menos dotados que él. “Computers And Blues” no apunta a nada nuevo, no hay nuevas tramas ni nuevos personajes. Están los de siempre: los chicos que se dejan las retinas en la videoconsola. Los que, porro en mano, se ausentan un rato del mundo. El chaval con el corazón atribulado. Los que se lanzan sin pensarlo al ritual del fin de semana. Los que, en medio de ese marasmo de sábado noche, se dan cuenta de lo absurdo de la situación pero siguen ahí porque, como cantaba Jarvis Cocker en otra crónica magistral, no hay nada más que hacer. Y eso es lo que parece que ocurre con The Streets. Que inventó su propia sintaxis, la aprendió a conjugar, y una vez dominada ya no se le ocurre nada más que hacer con ella.

“Computers And Blues” es el resumen de la temporada, pero está lleno de buenas escenas. El primer single, “Going Through Hell”, con el irritante coro nu-metal de Robert Harvey, el cantante de The Music, no le hace justicia. En sus catorce canciones hay mucho más y mejor. “Without Thinking”,“Roof Of Your Car”, “Soldiers”, “Outside Inside”, “Trying To Kill M.E.”... Estribillos que costará olvidar, síncopas de las que te hacen cambiar el paso cuando vas por la calle con los auriculares. Ingenio. Euforia y cierta... nostalgia. ¿Suya o nuestra? Adiós, Mike.

“Without Thinking”.

Arriba