×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2010)

THE VASELINES Sex With An X

Sub Pop-¡Pop Stock!

Por Kiko Amat

THE VASELINES, Sex With An X
 

Eugene Kelly es uno de los mejores rimadores en lengua inglesa y, junto a (déjenme pensar) Stephin Merritt, Dan Treacy y Joe Pernice, de los pocos que combinan adecuadamente cultismos y ordinarieces para crear letras inolvidables, juegos de palabras que –a lo Cole Porter o Johnny Mercer– uno jamás logra quitarse de la cabeza. “Sex With An X”, el retorno de Kelly y su partenaire Frances McKee después de veinte añitos de nada (The Vaselines se disolvieron en 1989 tras haber publicado aquellos dos macanudos singles y el legendario –e inferior– álbum, “Dum-Dum”), lleva un título infame y una portada que roza lo repugnante, pero es lo único malo que contiene.

Los temas capitales son excelentes y, de nuevo, imposibles de olvidar: no podría ser de otro modo con una canción (“Ruined”) que empieza con la frase “Smack crack, Fleetwood Mac  / You’ll have a heart attack” y continúa diciendo “Don’t believe the hype  / I can smell the type”. Divertidísimo y nada imbécil. El mismo espíritu traviesón se desprende de la veladamente verde “Mouth To Mouth” o de esa marsellesa cantable en manifestaciones y tomas de palacio de invierno que es “I Hate The 80’s”. Aunque uno pueda no coincidir en el veredicto, hay que admitir que jamás podrá dejar de tararearla en la ducha: es puro Loctite pop. De los pocos retornos que no dan ganas de cargar el AK-47.

Etiquetas: 2010
Arriba