×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2017)

THE WAR ON DRUGS A Deeper Understanding

Atlantic-Warner
THE WAR ON DRUGS, A Deeper Understanding
 

“Lost In The Dream” (2014) supuso el punto de inflexión en la carrera de Adam Granduciel. Además de ser un buen disco, legalizó el pulso personal de The War On Drugs según los cánones mainstream gracias a un tratamiento más cuidado de la colcha sonora, abriéndole las puertas a un contrato multinacional.

De modo que su nuevo álbum contiene todos los elementos para ser considerado un grande en el más amplio sentido del término. La sensación de solidez se palpa en las diez piezas, entre las cuales brillan especialmente las que –más lentas o rápidas– discurren según el trote clásico. Seis años atrás, “Nothing To Find” hubiese arremetido austera; en cambio, ahora es un lujo sonoro. En “In Chains” los músicos se muestran tan conjuntados que no se puede evitar la comparación con la E Street Band (aparte quedan las sempiternas referencias vocales a Bob Dylan).

Guitarras que consiguen intimidar mientras arrastran a la sección rítmica (“Pain”), masivas en exposición pero siempre con un punto de distinción individual. La canción más ambiciosa, “Thinking Of A Place”, lleva bien su tempo, lo estira con solos deudores de Neil Young y lo encoge con intervalos acústicos hasta llegar a los once minutos. Pero la que merece destacarse por su consistencia elástica es “Holding On”, con las guitarras oficiales y la slide de la gran Meg Duffy –autora de uno de los álbumes del año como Hand Habits– llevándonos al cielo. Muchos momentos importantes que hacen que los más de sesenta minutos del disco pasen volando.

“Holding On”.

Arriba