×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

SINGLE (2018)

THE WEEKND My Dear Melancholy,

XO-Republic-Universal
THE WEEKND, My Dear Melancholy,
 

Tras su trilogía de mixtapes de 2011, cuya sombra se extendió más allá del R&B para infiltrarse en el mainstream cual Caballo de Troya, The Weeknd insistió en esas historias de toxicidad y sordidez hilvanadas en producción vanguardista en su álbum de debut, “Kiss Land” (2013), en el que la fórmula ya mostraba síntomas de agotamiento. La acertada reinvención pasó por abrazar un pop más estandarizado que ha dado grandes hits como “Can’t Feel My Face” y “Starboy”. Acaso incómodo con esta popularidad que tan poco tiene que ver con sus orígenes, Abel Tesfaye vuelve a ellos en el EP sorpresa “My Dear Melancholy,”.

La jugada funciona a medias. Por mucho que seamos legión los que añoremos aquel sonido (banda sonora para ese sentimiento universal que es el estar “triste-pero-con-ganas-de-follar”), regresar a él solo siete años después se intuye una temeridad en el álgido momento en el que se encuentra. A menudo parece como si quisiera revisar algunos de sus éxitos recientes en clave “House Of Balloons” (2011). Ocurre, especialmente, con la inicial “Call Out My Name”, donde ni la aparición de Nicolas Jaar evita la sensación de autoplagio de “Earned It”, su contribución para la banda sonora de “Cincuenta sombras de Grey”. Lo mismo puede decirse de una “Hurt You” en la que se ve a Guy-Manuel de Homem-Christo (Daft Punk) insistiendo en los mismos trucos de “I Feel It Coming”.

Desde los primeros versos del EP, se ve clara su intención: dar su versión de los hechos de su sonada ruptura con Selena Gomez, lo que trae al The Weeknd más vulnerable y desconsolado. Da cierto morbo viniendo de un petulante nihilista como él. Además, sabe sacar especial provecho a este lado sentimental en la balada para corazones rotos y piano “Privilege”. Cabe celebrar también la aportación de Skrillex en “Wasted Times”, en clave 2-step y con cierto potencial de cara al verano, así como “I Was Never There”, con bases industriales servidas por Gesaffelstein, el productor de “Yeezus”, enfrentadas ambas a un Tesfaye sincero, cálido y, sobre todo, cercano.

“Privilege”.

Publicado en la web de Rockdelux el 11/4/2018
Arriba