Cargando...
 

REEDICIÓN (2011)

THE WHO Quadrophenia (Deluxe Edition)

Polydor-Universal
THE WHO, Quadrophenia (Deluxe Edition)
 

Existen no pocos discos cuya importancia se mide no tanto en función de lo que son, sino de lo que representan, y “Quadrophenia” (1973), la segunda incursión de The Who en las siempres movedizas arenas de la, ejem, ópera-rock y certero retrato de los mods, su cultura y su enfurruñamiento vital, es un buen ejemplo. Uno de los mejores. Por un lado, no hay más que echar un vistazo a los trabajos anteriores de los británicos, con “The Who Sell Out” (1967) a la cabeza, para comprobar que esta carta de amor-rabia-desesperación de Pete Townshend quizá sea su cima sentimental, pero no la musical. Por el otro, sin embargo, resulta prácticamente imposible juzgar un disco como este, con todo el simbolismo que lo rodea y el sobrepeso de la película que acabó inspirando, atendiendo únicamente a lo musical.

Porque “Quadrophenia”, en efecto, es un todo, y como tal no solo le arrea un par de sopapos bien dados a “Tommy” (1969), su anterior incursión en el álbum conceptual grandioso y desbordante, sino que lo hace afilando los textos y apretando la mandíbula mientras repasa las andanzas de Jimmy Cooper entre anfetaminas, trabajos ínfimos, conciertos decepcionantemente reveladores, desesperación a paletadas, un viaje a Brighton y el intento de descubrir quién demonios es. Y todo eso, algo así como el manual de uso del adolescente tipo de mediados de los sesenta y, tal y como van las cosas, de los próximos dos siglos, mientras el grupo recorre los márgenes del rock soltando chispas y fundiendo plomos con “The Dirty Jobs”, “The Real Me”, “5:15” y “The Punk And The Godfather”.

Canciones todas ellas que, remasterizadas por el propio Townshend, ganan recorrido ahora con esta nueva edición que incluye también unas maquetas originales que dejan bien claro que esto no es un disco de The Who, sino un proyecto personal de Townshend. El ritual de recuperación, detallado por el compositor en el libreto, se completa con otra edición mucho más lujosa –”The Director’s Cut”, se llama– que incluye el disco original en sonido 5.1, y una decena más de maquetas.

“5:15”.

Arriba