USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2010)

THESE NEW PURITANS Hidden

Angular-Domino-[PIAS] Spain
THESE NEW PURITANS, Hidden
 

These New Puritans son a 2010 lo que The Horrors fueron a 2009. Ese grupo rock británico tenido, como mucho, por estimable, que trasciende sus límites para convertirse casi en otro grupo. De acuerdo, el proyecto de Jack Barnett siempre fue un exponente bastante inquieto del revivalismo post-punk, pero con “Hidden” obligan a que olvidemos todo lo que creíamos saber de ellos. Es el sonido plástico de Britney Spears, el punch de los ritmos dancehall y el post-minimalismo del siglo XX en un único paquete; pues ya ves.

Bajo la supervisión del productor Graham Sutton (Bark Psychosis) y con el gran Dave Cooley (J Dilla, Madvillain) a cargo de las mezclas, estos relucientes TNP han erigido un imponente monumento de pop avant-garde a base no tanto de guitarras como de tambores nipones, ritmos hip hop, sección de viento, coros de niños, pianos preparados, técnicas Foley y voces estilo Tarwater. Puede sonar pretencioso, pero es la bomba. Uno de esos raros discos que suenan únicos pero pueden escucharse más de una única vez.

Y siempre de principio a fin, porque ahí es donde “Hidden” cobra todo su sentido. Al igual que sucedía en “Beat Pyramid” (2008), TNP muestran en esta odisea sonora un claro interés por crear una especie de narrativa a base de motivos recurrentes. La pieza para viento “Time Xone” es el prólogo, pero también la coda a “Fire-Power”, cuyos gritos de “¡fuego!” pueden hacer pensar en M.I.A. Hay cuchillos que se afilan en el épico single “We Want War”, pero también en la letal “Three Thousand”. Coros infantiles cruzan el disco como elegíacos recordatorios del ya próximo final del mundo tal y como lo conocemos; particularmente en “Orion”, su canto deja efectos en la psique.

Todo esto puede sonar a estratagema de rock sinfónico, y algo de eso hay, pero “Hidden” es siempre directo, preciso y eficaz. Si existe justicia en el universo, brillará en los top ten de 2010. Es, de verdad, un misterio infinito; una obra de arte a explorar hasta que el mundo aguante.

Etiquetas: 2010
Arriba