×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2017)

THUNDERCAT Drunk

Brainfeeder-[PIAS] Iberia & Latin America
THUNDERCAT, Drunk
 

Hay pocos artistas contemporáneos que sean capaces de abarcar tantas referencias sonoras como el bajista Stephen Bruner. En su tercer disco en solitario navega por las aguas del funk y el soul, pero en estos veintitrés cortes también se cuelan tormentas de free jazz, oleajes de hip hop y fogonazos cósmicos. En realidad, es un festín para apetitos insaciables, un bombardeo de ritmos y homenajes encubiertos, apoyados en su pericia instrumental y en una resultona voz en falsete. El inmenso genio de Flying Lotus sobrevuela toda la obra, aportando infinidad de detalles sorprendentes desde la producción.

Thundercat ha colaborado con lo más selecto de la vanguardia negra durante los últimos años (desde Kamasi Washington hasta Erykah Badu) y en este caso sus prestigiosos colegas se dejan caer por el álbum: Kendrick Lamar brilla en “Walk On By”, uno de los mejores cortes del conjunto; Pharrell Williams se gusta entre los ritmos acuosos de “The Turn Down”, y Wiz Khalifa aporta unas rimas sobre los excesos (“Drink Dat”), uno de los temas recurrentes del disco. El título del mismo, “Drunk”, da una pista sobre el contenido, que también toca temáticas como la brutalidad policial o la muerte de un amigo cercano, siempre con un tono alucinado, no exento de sentido del humor.

“Walk On By” (con Kendrick Lamar).

Arriba